Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Algunos llegaron a las manos: nueve entrevistas televisivas que acabaron muy mal

Tarantino, Grace Jones, Alaska, Dakota Johnson... Entraron en combustión cuando un entrevistador les hizo 'aquella' pregunta

entrevistas television
Pablo Motos, Farrah Fawcett, C. Tangana, Alaska y Bruce Willis. Todos, involucrados en entrevistas correosos. Cordon Press

La entrevista televisiva es un género extraño: una persona va a un sitio con una iluminación intensa y molesta y empieza a responder preguntas de un absoluto extraño mientras millones de personas están mirando. Partiendo de ahí, llama la atención que lo que relatamos a continuación no ocurra más a menudo: que termine fatal. Hoy repasamos nueve casos, desde los ochenta hasta hoy, desde España hasta Estados Unidos, en los que lo que tenía que haber sido un amable encuentro entre unos artistas en promoción y un presentador con ganas de hablar con ellos terminó en el silencio absoluto y, en algunos casos, en más que palabras. 

Grace Jones abofetea a su entrevistador (1981)

En 1981 la cantante Grace Jones, sentada a la derecha del entrevistador británico Russell Harty, se tomó muy mal que este se girase un momento para hablar con el entrevistado que éste tenía a su izquierda, dándole así la espalda. "Mírame a mí, como me des la espalda durante un minuto más... ¡esto ya es demasiado! Tal vez debería irme!". Mientras el periodista intentaba darle explicaciones, ella comenzó a abofetearlo. La cantante explicó en su autobiografía, publicada en 2015, que sus actos se debieron a un malentendido (durante los ensayos las sillas estaban en una disposición diferente) y a "una cocaína realmente mala".

Farrah Fawcett, perjudicada ante David Letterman (1997)

El 5 de junio de 1997 Farrah Fawcett promocionaba en el programa de David Letterman su aparición en la revista Playboy, un hito para una mujer de 50 años. Pero nada funciona desde que entra al plató despistada y luciendo una delgadez preocupante. Sus respuestas son inconexas y cortas y siempre acaban con la actriz mirando hacia el backstage, como buscando algo o a alguien que no está ahí. La actriz se pierde intentando explicar dónde está un lugar en Central Park ("la carretera, y esa cosa, ¿cómo se llama? ¿Un muro?") y en un momento dado, al mirar el mural que imita la silueta de los rascacielos de Nueva York tras la mesa del presentador, exclama "¡Guau!", probablemente pensando que aquello es realmente una vista Nueva York. La actriz aseguró después que aquello había sido "una performance". Volvió a visitar el plató de Letterman en alguna ocasión en años siguientes, ya con una actitud más relajada. Falleció de cáncer en 2009.

Intercambio de golpes entre Alaska y Pepe Navarro (1995)

"¿Tú qué eres?". Fue la primera pregunta que Pepe Navarro hizo a Alaska durante su visita a Esta noche cruzamos el Mississippi. Y a partir de ahí ya nada va bien. Alaska, protocolaria y educada como siempre, capea el temporal mientras Pepe Navarro se empeña en continuar con un cuestionario que parece que es para otra persona, mientras trata de ejercer como psicoanalista. "Creo que eres una mujer fría, muy fría", le dice en un momento dado. "No", lo interrumpe ella. "Hay cosas, por ejemplo...". Y ella le corta, esta vez alzando la voz: "¡NO!". "Usted perdone", replica Navarro. "No seas psicólogo", le recrimina la cantante. Solo la entrada de Carlos Iglesias, que en el programa interpretaba el personaje de Pepelu, parece relajar la situación. 

Los desmanes de Quentin Tarantino en la televisión británica (2013)

Durante una entrevista promocional de Django desencadenado (2013), el periodista inglés Krishnan Guru-Murthy sacó a colación la violencia mostrada en algunas escenas de la película. "Es una película, es fantasía, no es la vida real", respondió Tarantino. El presentador insistió en saber si no hay una relación entre la violencia en los medios y la violencia en la vida real, algo que sacó la parte más insolente del director. "No voy a responder, rechazo tu pregunta", objetó Tarantino. A continuación, Guru-Murthy comienza una pregunta citando algo que dijo Jamie Foxx y Tarantino le interrumpe y le anima que le pregunte eso al propio Foxx, que está aquí. "Es interesante que tengas un punto de vista diferente y solo quiero explorarlo", razona el presentador. "Pues no quiero, estoy aquí para vender mi película", zanja Tarantino. Y añade después: "Llevo hablando de esto 20 años y no me voy a repetir a mí mismo por ti, por tu programa y por tus cuotas de audiencia". La entrevista, llena de silencios, interrupciones y desmanes por parte de un director que se pasó de divo, es una de las más tensas que se han emitido en la televisión británica.

La patada de Crispin Glover a David Letterman (1987)

El 28 de julio de 1987 el actor Crispin Glover (famoso, sobre todo, por su papel de George McFly en Regreso al futuro) apareció en el programa nocturno de David Letterman para promocionar su película Instinto sádico. Lo que no sabían, ni Letterman ni la audiencia, es que lo hacía caracterizado como su personaje en la película Rubin and Ed, por aquel entonces aún no estrenada (no vería la luz hasta 1991, cuatro años después). Tras una serie de frases inconexas y propias de un personaje que se cree perseguido ("la prensa puede hacer cosas, se inventan las cosas, ¡sabía que esto iba a ocurrir!"), Glover se levantó y, en lo que parece une estado de locura transitoria, musitó: "Yo sé pelear, puedo dar golpes" antes de lanzar una patada que hizo que su pie se quedase a poca distancia del rostro del presentador (3,16 del vídeo). Letterman, alarmado, se levantó de la mesa, dio paso a un bloque de anuncios y cuando regresó de publicidad Glover ya no estaba. "Creo que es la primera vez en la que un invitado intenta golpearme", comentó. Glover nunca ha hablado de esta entrevista, aunque volvió al programa tres años después, sonriente, trajeado, como si nada hubiese pasado y eludiendo con humor las preguntas de Letterman sobre el origen de su comportamiento aquella noche. 30 años después, el actor prefiere que haya "cierto misterio" al respecto.

C. Tangana la lía ante Elisa Muñoz (2017)

El programa de la Cadena Ser Fuego y Chinchetas subió a su web oficial una entrevista en vídeo con el artista C. Tangana que alimentó durante días y días el debate en redes sociales. La cosa ya empezó mal cuando la presentadora Elisa Muñoz le enseñó una ruleta de temas consistente en papeles pegados a una cartulina e inmediatamente él procedió a arrancar tres de ellos (uno con el nombre del propio programa). Entre los temas que eliminó, sin embargo, no estaba "machismo", el tema que acabó siendo lo más comentado de aquella charla. "Yo soy transexual, si me das a elegir. Las ideas de masculinidad y feminidad que tiene España me comen el coño actualmente. No voy a entrar en una conversación con la masa". La entrevista, llena de momentos incómodos, no tiene desperdicio, pero cabe preguntarse hasta qué punto C. Tangana no estaba jugando a conformar un personaje contestatario y misterioso a la altura de lo que el público espera de él. Si es así, lo hizo muy bien.

Dakota Johnson y Pablo Motos, oda al disparate (2015)

La presencia de la actriz estadounidense Dakota Johnson en El Hormiguero en 2015, el mismo año en que su fama explotaba gracias a 50 sombras de Grey, era una oportunidad de oro para un programa que puede presumir de ser de los pocos que aún atrae a estrellas internacionales a la televisión española. Pero la actriz se mostró excesivamente tímida y respondió con monosílabos a un presentador que decidió poner todo el peso del programa, como hace demasiado a menudo, en decirle a la entrevistada lo guapa que es. Pocas veces se ha visto menos química en un plató, a una entrevistada menos dispuesta a participar del espectáculo y a un presentador con peores preguntas en su guión: entre las preguntas sobre su madre Melanie Griffith, sobre su padre Don Johnson y sobre su abuela Tippi Hedren, apenas hubo preguntas sobre quién es Dakota.

El cambio horario confunde a Bruce Willis (2013)

Bruce Willis se encontraba en Inglaterra promocionando la quinta entrega de Jungla de cristal y para ello se prestó a los seis minutos más largos que se han visto en la televisión británica. Los periodistas Matt Baker y Alex Jones se enzarzaron en una serie de preguntas que parecían reproducirse a más revoluciones por minuto que las respuestas de Willis, lentas y apenas audibles. La entrevista es tan confusa, casi a un nivel narcótico, que Charlie Brooker (creador de Black Mirror) le dedicó un segmento de su espacio Weekly Wipe, en el que analiza de forma sarcástica películas, videojuegos y espectáculos televisivos. Por supuesto, el análisis supera a la original. Willis se disculpó después por aquella entrevista, argumentando que el cambio horario le había pasado una mala pasada.

Los Bee Gees, cabreados, se levantan y se van (1996)

Uno de los grupos más vendedores de la historia, los Bee Gees, acudió al programa de la BBC Clive Anderson all talk, cuyo presentador (Clive Anderson) se caracterizaba por realizar unas entrevistas que bordeaban continuamente la gran broma y cierto juego de humor con sus invitados, que en esta ocasión recayeron sobre los clásicos de la banda y su característica forma de cantar ("a veces olvido que sois hermanos, siempre pensé que erais hermanas"). La cara de Robin Gibb, sentado a la izquierda de la imagen, es un poema ya al poco tiempo de comenzar los nueve minutos que dura la entrevista y apenas vuelve a abrir la boca durante todo el espacio. Barry, sentado en el medio, es el primero que se levanta y se va (minuto 9,09 en el vídeo). Sus dos hermanos le siguen. Actualmente, Barry es el único que aún vive de los tres.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información