Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Estos monstruos luchan contra el maltrato a los animales

La plataforma Monsters for Animals ofrece obras de arte a cambio de donativos para varias protectoras, refugios y santuarios

Estos monstruos luchan contra el maltrato a los animales

Se trata de un proyecto absolutamente altruista. El objetivo es buscar fondos para ayudar a distintas protectoras y santuarios de animales. Y también concienciar de una manera colectiva sobre la problemática animal en el mundo en el que vivimos. Sus creadores son Rafael Doctor Roncero y Christian Rodríguez Agudelo. A través de la página Monsters for Animals,una galería virtual, se presentará una colección de obras de arte, que pueden ser adquiridas a través de un donativo (a partir de 25 euros) que irá directo a las siguientes asociaciones: Refugio de Sori. Hellín, Animal Rescue España, Asociación Las Nieves, Lacua. Protectora de Alzira, Santuario Salvando Peludos El Campito y Protectora Angelitos Vagabundos. Hablamos con el comisario y crítico Rafael Doctor, que además es el autor de las obras que hoy mismo ven la luz.

Como activista en defensa de los derechos de los animales ¿ves avances en los últimos años?

Hay avances. Cada vez más artistas se están comprometiendo con la causa de una manera honesta, pero la mayoría de ellos están fuera del sistema artístico y utilizan otros cauces para hacer visibles sus obras. Un mundo donde el rey es un tipo tan amoral como Damien Hirst (que ha matado miles y miles de animales exclusivamente para producir objetos de lujo para horteras ricos u otros seres pretenciosos, que exhiben ante todo el precio de lo que cuesta adquirir alguna de sus aberraciones) no deja mucho margen para que el grito de justicia animal tenga eco. Sé de lo que hablo, pues llevo trabajando dentro de este mundo casi treinta años y lo conozco en todos sus niveles. Y en él existe de todo menos un compromiso sincero con ninguna de las causas. El sistema del arte, casi totalmente absorbido por el mercado y su ausencia de valores, es absolutamente perverso y fagocita y convierte en detritus la mayoría de las mejores intenciones que muy buenos artistas o comisarios intentan verter sobre él. Sin embargo, a pesar de todo, se sigue teniendo fe en él y de hecho, y aún sabiendo la limitación del eco de los discursos que en él se vierten, seguimos trabajando desde él.

¿Dónde están los grandes problemas en este campo? ¿Qué debemos solucionar con urgencia?

En el animalismo el problema esencial está en el adoctrinamiento que este mundo nos impone desde que nacemos a través de una ideología especista, carnista y paternalista. Dan por hecho que comer carne es lo normal, cuando es absolutamente cruel e innecesario, nos dicen que el ser humano es un ser superior y además que el padre es el que manda y debe ostentar el poder. Todo está entrelazado. La base del animalismo a la que me adhiero tiene sus más profundas raíces en el feminismo que ha sido capaz de deconstruir los valores en los que se asienta nuestra cultura y luchar por una igualdad que ahora queremos que se extienda por sentido común a los animales, a esos otros a los que siempre hemos arrebatado y negado cualquier tipo de derecho.

Estos monstruos luchan contra el maltrato a los animales

Cuéntanos, ¿cómo surge Monster for Animals?

Monsters for Animals es la evolución de lo que he venido haciendo periódicamente en los dos últimos años para conseguir fondos para la protectora Animal Rescue España. Empecé a buscar donaciones para ellos con la contrapartida de dar unos dibujos que yo pintaba sobre fotografías o reproducciones de obras de la historia del arte. En este tiempo hice varias quedadas en La Juan Gallery y en la Galería 6 más 1 de Madrid donde la gente elegía el dibujo y aportaba la donación directamente a la protectora.

Creo que antes de poner en marcha la web ya has recibido muchas peticiones.

Este verano empecé a anunciar por Facebook que haría una nueva quedada y lancé algunos de los dibujos. Y la respuesta fue tan buena, que no tuve que hacer quedada y en menos de un mes conseguí casi 300 donaciones, esta vez para cuatro protectoras distintas. Me vine arriba y pensé en generar un espacio con mis dibujos para que la gente pudiese tener la opción de hacer un regalo solidario pensando en las navidades. Es cuando se me ocurrió hacer la web y ponerme el reto de pintar 500 dibujos. Tras muchas tardes sin parar de pintar he llegado a realizarlos y, mientras he ido anunciando el proyecto, se han apuntado casi doscientas personas ya con interés en hacer una donación a alguna de las protectoras y recibir a cambio un dibujo que elegirían en la misma página.

¿Cómo puede la gente colaborar con este proyecto?

Es muy sencillo. Se entra en la página www.monstersforanimals.es Se elige el monstruo, así llamamos a los dibujos por ser casi todos alteraciones en rostros, a través de la referencia y desde la misma página web se nos envía un email y asignamos la protectora a la que debe hacer su donación y tras ello nosotros le enviamos el monstruo. Las donaciones que pedimos son de 25 euros para los monstruos medianos y recomendamos que se haga de 50 euros para los más grandes. Se trata de donar, nunca de vender nada. Lo que hacemos es regalar el dibujo una vez que se ha hecho la donación como agradecimiento de la misma. Todos los dibujos son únicos, y por supuesto van firmados.

Estos monstruos luchan contra el maltrato a los animales

Háblanos un poco sobre la técnica que utilizas en estas fotografías que manipulas.

Los monstruos son dibujos intervenidos sobre retratos impresos, la mayoría provenientes de libros que yo mismo he editado como FotoRamblas, Aduana o Crash, de Alvaro Villarubia,

Además de estas 500 obras, ¿habéis pensado en darle continuidad al proyecto?

Mientras la gente no se canse y quiera seguir colaborando, Monsters for Animals seguirá. De hecho, nuestra intención es abrirlo a otros artistas comprometidos con la causa animal que quieran poner a disposición sus trabajos para que se transformen en donaciones para protectoras, refugios o santuarios de animales. De la misma forma, también estamos estudiando la posibilidad de buscar fondos para otras ONGs que están trabajando en causas tan dolorosas como la de los refugiados del Mediterráneo.

Siempre defiendes que el arte tiene que estar comprometido con la realidad que le rodea.

Tras treinta años trabajando en el espacio del arte y en general de la cultura contemporánea, de estar abierto a todo tipo de propuestas, lenguajes o discursos artísticos, tiendo a considerar que el que más sentido tiene es aquel en el que reside una verdadera intención de comprometerse con el mundo y en este sentido quiere ser una herramienta para un avance social. El sistema del arte está tomado definitivamente por la vanidad y el dinero. Solo se habla de subastas, de precios récords, de ferias de arte... pero pocas veces se menciona el contenido de las obras y mucho menos se entiende que el sistema oficial artístico sea un lugar positivo para un cambio social.

Estos monstruos luchan contra el maltrato a los animales

El sistema artístico es capaz incluso de transformar el discurso más radical y comprometido en pura decoración de las grandes mansiones de los poderosos, normalmente ostentosos, o convertirse en un cromo en el catálogo de la institución de turno. Es triste, pero es así. Y en este proceso todos los agentes, artistas incluidos, tenemos una gran responsabilidad de que así sea. El siglo XXI tiene el deber de luchar contra el mortífero ensimismamiento en el que ha devenido todo lo que pasa por el sistema del arte y recuperar el sueño utópico de ser una verdadera arma para luchar por un mejor presente y futuro.

Para terminar, aprovecho para preguntarte sobre Capital Animal, ¿qué estáis haciendo ahora mismo desde esta asociación?

En estos momentos en Capital Animal se está celebrando en Valencia en el Centro del Carmen, con toda una serie de actividades muy diversas y con una gran exposición que es posiblemente la exposición animalista más importante realizada nunca en el mundo. No nos consta ninguna exposición con tantas y tan importantes obras. Es una exposición que estará hasta principios de enero y que aconsejo a todo aquel que pueda que visite, advirtiéndole que difícilmente va a ser el mismo cuando salga de ella. La comisaria de la muestra, Ángela Molina Fernández, ha ampliado de una forma magnífica el trabajo que nosotros realizamos el año pasado en Madrid y el resultado no puede ser más impresionante. Por otra parte, en México se ha empezado también a celebrar Capital Animal, aunque de una forma más discreta pero suponiendo una gran semilla para el próximo curso. Estamos en negociaciones con Bogotá, Ecuador, Costa Rica y soñando con volver a hacer una edición nueva en Madrid. Tenemos algo inminente en la capital pero aún no puedo contarlo.

Puedes seguir Tentaciones en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.