Querida, estos juguetes te van a encantar...

Juguetería sexual para conseguir el placer más absoluto. A solas o acompañadas.

Se recomienda conocerse mucho mejor. Si una misma sabe cuáles son las teclas de su cuerpo que al pulsarlas resultan placenteras, podremos tener el mejor sexo de nuestra vida.

Da gusto cuando mujeres como Lady gaga reconocen en público usar juguetes sexuales.
Da gusto cuando mujeres como Lady gaga reconocen en público usar juguetes sexuales. Rick Kern (Getty Images)

Si sabemos qué nos excita, cómo alcanzamos el orgasmo y aprendemos qué partes de nuestro cuerpo deben ser estimuladas, nuestra vida sexual mejorará. Para que podamos explicarle a nuestra pareja qué nos gusta, debemos saber cuánto nos gusta. Casi 150 años después de que Joseph Mortimer Granville inventara el primer masturbador femenino, la perfección parece haber alcanzado a la técnica. Dejamos de llamar al aparatito en cuestión “consolador” para abrazar el término de vibrador. Más preciso. Más significativo. Mucho menos ofensivo. Por mucho que se inventara para tratar lo que el médico londinense que lo inventó diagnosticaba como “histeria femenina”, los vibradores se han convertido en simples y usuales compañeros de cama. Y una de sus mejores ventajas es que se usan tanto a solas como en compañía de quien encarte. Lo que queremos es que nos coman el tigre… O al menos, que así lo sintamos.

BENDITA VARITA MÁGICA

Bajo la denominación de varita mágica encontramos todo un repertorio de masturbadores que en los años 60 se comercializaban como masajeadores faciales y que en realidad no dejaban de ser los primeros estimuladores de clítoris. La industria pornográfica benefició enormemente su popularización a cuenta de las múltiples apariciones del aparato en cuestión; los más de cuarenta años de ventas garantizan su fiabilidad y éxito.

SUCCIONADOR DE CLÍTORIS

Desde que Venus O’Hara, probadora profesional de juguetes sexuales, confesara que en su primera toma de contacto con un succionador de clítoris sintió que el orgasmo “la atracaba”, nos declaramos fan acérrimos de estos pequeños estimuladores clitorianos. Cualquier modelo de Satisfyer está siempre en los primeros en número de ventas. Se comercializa en múltiples versiones, ha aumentado los niveles de intensidad y ha silenciado aún más sus motores. Discreto y efectivo. Su mejor carta de presentación es que se utiliza también en las terapias para mujeres con anorgasmia, ya que la estimulación directa del clítoris consigue que alcancen el ansiado orgasmo.

De cómo un masturbador se convirtió en un éxito de ventas.

EL CONEJITO

Bajo esta definición se aglutinan todos los vibradores que estimulan el clítoris a la vez que penetran. Tienen forma más o menos explícita de pene con una protuberancia antes de su base para acariciar el clítoris. Este tipo de estimulador se inventó en Japón, donde por ley, los juguetes sexuales no podían tener forma de genitales y Sexo en Nueva York” lo lanzó al estrellato.

¿Qué tenía para convertirse en todo un éxito que haya sido tan versionado desde su aparición? ¡Que por fin a la vez que nos penetraban nos lamían la entrepierna! El máximo de la perfección, en la que las lenguas pueden incluso multiplicarse para deleite femenino.

WE VIBE 3

Millones de matrimonios estadounidenses le deben el triunfo de su matrimonio al WE VIBE 3 Así se presenta después de que en los primeros cinco años de existencia, se vendieran más de 4 millones de unidades en el mercado norteamericano. Diseñado por una pareja de ingenieros canadienses, el dispositivo permite estimular el clítoris y el interior de la vagina a la vez. Por su curvatura y flexibilidad, garantiza que la parte que se introduce en la vagina, alcanza y masajea el Punto-G. Como una pinza, ambas partes (clítoris y punto G) reciben la vibración a la vez.

El estimulador alcanza entre 3.000-5.000 revoluciones por minuto y se controla digitalmente o a través del Smartphone, lo que permite el juego amatorio a distancia. Es uno de los pocos dispositivos que por su diseño ligero permite usarse a la vez que se tienen relaciones sexuales, el pene cabe perfectamente en la vagina a la vez que el vibrador.

ALEX, EL ACUÁTICO

Que la ducha es un excelente lugar de encuentro sexual ya lo sabemos, por eso el secreto de este vibrador está precisamente en que podemos mojarlo, sumergirlo y empaparlo sin miedo a que deje de funcionar. Su flexibilidad de hasta 45º permite alcanzar cualquier recoveco del interior del cuerpo de la mujer, adaptándose a cualquier fisionomía femenina. Su impermeabilidad permite usarlo al tiempo que nos relajamos en la bañera. Manita de santo.

¡OH! MANDO A DISTANCIA

¿Te imaginas que pudieras estar en la misma habitación con tus padres y tu hermanos mientras tu amante desde otro cuarto te masturba?¡Bienvenida al maravilloso mundo de los vibradores con control remoto. El huevito Oh! Permite dar rienda suelta a las perversiones familiares, si te apetece. Nadie notará que lo estáis utilizando, si consigues disimular el gustazo que provoca el huevito de silicona que tu amante maneja desde una distancia de hasta 10 metros.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS