Fotografiado por primera vez en 12 años el novio desaparecido de Olivia Newton-John

Patrick McDermott vive en México después de fingir su propia muerte en 2005 durante una excursión pesquera por la costa de California

Olivia Newton-John en un evento en Los Ángeles el pasado mes de octubre.
Olivia Newton-John en un evento en Los Ángeles el pasado mes de octubre. Cordon Press
Más información
El exnovio de Olivia Newton-John aparece en México 11 años después
Así vivió escondido durante 11 años el novio de Olivia Newton-John

En marzo de 2016, Olivia Newton-John se quedaba devastada tras el descubrimiento de que su novio Patrick McDermott no había muerto 11 años antes. En 2008 se le había declarado oficialmente muerto tras tres años de búsqueda y se cerró el caso de su desaparición. Pero el año pasado una revista lo localizó en la pequeña localidad surfera de Sayulita, en el Estado de Nayarit (México). Ahora la revista New Idea publica en su portada la que es la primera fotografía del cámara de ascendencia coreana.

Un equipo de investigadores estadounidenses asegura que en la pequeña localidad mexicana vive quien en 2005 fingió su propia muerte durante una excursión pesquera por la costa de California, al parecer, al verse ahogado por las deudas. Según se supo después, debía hasta 30.000 dólares entre otras cosas por no pagar a su exmujer la manutención por su hijo (quien cobró 100.000 dólares tras declararse a su padre oficialmente muerto). Según informa ahora la publicación australiana, la agencia de investigadores que ha estado rastreando a la expareja de la cantante durante cinco años le ha encontrado en la localidad costera mexicana de Sayulita. Y allí ha sido fotografiado en una playa junto a una mujer (que podría tratarse de la pareja alemana que varios medios de comunicación aseguran que tiene).

Portada de la revista 'New Idea', con la supuesta foto de Patrick McDermott.
Portada de la revista 'New Idea', con la supuesta foto de Patrick McDermott.

“Los ojos son muy similares y las orejas se extienden por el rostro a la misma distancia [que las de Patrick McDermott]. Creemos que es él”, ha dicho el investigador Charlie Parker a la publicación australiana, y establece con un 90% de probabilidad que hay una coincidencia entre la fotografía tomada hace solo un mes y el antiguo material gráfico del supuesto muerto.

A lo largo de los años, se han desarrollado numerosas investigaciones que han tratado de localizarle o de esclarecer qué ocurrió en el supuesto accidente de barco. En 2009, un investigador contratado para buscarlo halló rastros suyos en Puerto Vallarta. En 2016, Philipp Klein dirigió una búsqueda para el programa de televisión Dateline, y concluyó que “más allá de cualquier duda razonable que McDermott está vivo” después de que su rastro le llevara hasta Sayulista, donde se ha hecho ahora la fotografía, y los vecinos le reconocieran en varias imágenes. Los habitantes de este lugar dijeron que McDermott, que poco antes de desaparecer se había declarado en bancarrota, vivía entre dos pueblos de la zona llamados Sayulita y San Pancho. Aunque nunca había existido una prueba gráfica hasta la revelada ahora por la agencia de investigación estadounidense Coleman-Rayner (la foto la encontraron en un tablón de anuncios de la playa El Palmar del Camaron) y publicada por New Idea en su portada. Aunque la imagen no es de muy buena calidad, sí se puede apreciar un gran parecido físico.

Olivia Newton John posando con su hija Chloe y Patrick McDermott, en 2001.
Olivia Newton John posando con su hija Chloe y Patrick McDermott, en 2001.cordon press

Tras su desaparición, Patrick McDermott fue buscado en USA, México y Panamá, y Olivia Newton-John llegó a abrir una página web para recabar información y recaudar donativos para proseguir con la investigación durante tres años. Ahora, allegados de la actriz y cantante australiana aseguran que se sentirá aliviada de saber que quien fuera su pareja durante nueve años está bien y, sobre todo, de poder cerrar un capítulo tras tantos años de preguntas sobre lo que le pudo haberle pasado, ya que ningún otro de los 22 pasajeros del bote Freedom le vio caerse del barco. No fue hasta tres años después de su desaparición que ella rehizo su vida, vendió la casa que habían compartido y se casó en secreto con el gurú de la salud John Easterling, con quien sigue compartiendo su vida. “Olivia está estupefacta, pero necesita salir de la duda y cerrar el tema para siempre. Aunque ella tiene sus propias batallas con las que lidiar en estos momentos, quiere perdonarle y seguir adelante”, asegura a la revista una fuente cercana a la actriz tras la publicación de la fotografía. A sus 69 años, Olivia Newton-John se encuentra en plena lucha para superar un cáncer.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS