Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Se deben prohibir los toros?

Queremos saber tu opinión. ¿Estás a favor o en contra de los festejos taurinos? ¿Desaparecerán? ¿Hay que prohibirlos? Lee las posiciones publicadas en EL PAÍS y participa en nuestra encuesta

Una corrida de toros en Murcia.

A favor de los toros

Opinión | Malos tiempos para la muerte; por Rubén Amón

El toro no es una víctima, sino un ídolo en la noción pagana, en la devoción popular. Y la lidia no es una lucha, sino una experiencia coreográfica que hacen del toro y el torero una aspiración indisoluble. Cuando los aficionados decimos que el torero ha acertado a "reunirse" con el toro hablamos de una comunión entre la brutalidad y la estilización. Se torea despacio en la guadaña. Y la propia cercanía de la muerte —segura, la del toro, posible la del torero— extrema la relación entre la oscuridad y la creatividad.

Si usted no dice lo que es la fiesta de los toros, el PACMA dirá lo que no es; por Antonio Lorca

La sociedad española se destauriniza cada vez más. Los niños de hoy no serán los aficionados de mañana; no serán más pacíficos porque conviven con la violencia del fútbol, de la televisión en horario infantil y de los videojuegos, pero rechazarán los toros porque es maltrato; rechazarán la sangre porque es desagradable, y la imagen de la muerte porque está prohibida.

En contra de los toros

El Acento | Un día los toros serán historia. Llegará; por Berna González Harbour

España va avanzando poco a poco en muchos temas. Desde luego en el tratamiento del agua, en el hambre y el bocio, incluso en el maltrato animal. Los descabezamientos de gallinas y patos o la cabra arrojada desde una torre aparentemente ya son historia. El avance es paulatino. Tal vez falten décadas para que nuestros nietos se horroricen de cómo era la España de Tauromaquia. Pero llegará.

El Acento | España en verano: hecatombes y fichajes de fútbol; por Jesús Mota

Es hora de abrir un debate sobre la subvención a las corridas de toros. Muchos consideran como arte el que un torero (“un matarife vestido de cupletista”, según Dino Segre) mueva una tela roja delante de un toro. Están en su derecho; pero la opción más respetuosa con el dinero público es que paguen ese arte o industria de su bolsillo.

Encuesta

¿Crees que desaparecerán los festejos taurinos?

¿Crees que hay que prohibirlos?

Votar Ver resultados »

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.