Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
MODAS

Adicto a las rayas y las gafas cutres: así es el regreso de Ariel Pink

El artista más perturbador del revival lo-fi conocido como chillwave vuelve con nuevo disco y un sorprendente cambio de look. ¿Con qué locuras de vestuario nos sorprenderá esta vez?

Ariel Pink

Complejo no, más bien rebuscado. O difícil de etiquetar. Para entender tanto la música como el personaje que se esconde tras Ariel Pink (Los Ángeles, 1978), lo mejor es huir de encasellamientos y ahondar en su bagaje personal. Una adolescencia en un comuna hippie y su devoción por Michael Jackson y la cultura cassette hacen entendible su aversión hacia todo lo que sea digital. De ahí este tufillo lo-fi y pop esquizofrénico que le caracteriza y que, en esa era del vintage que empezó a mediados de los 2000, fue recibida con los brazos abiertos por la comunidad hipster a pesar de su escasa comercialidad.

Adicto a las rayas y las gafas cutres: así es el regreso de Ariel Pink

Su autosuficiencia estética —"yo me lo guiso, yo me lo como" podría ser su grito de guerra— ha encandilado a artistas tan dispares como Azealia Banks o Kurt Vile. Sobre un escenario, aún le recordamos por esa performance a lo Britney Spears (con coletitas y minifalda), caminando sobre unos botines imposibles de plataforma, o por su colección de gafas del todo a cien. Este mes verá la luz Dedicated to Bobby Jameson, su segundo álbum en solitario tras su extensa discografía con la Ariel Pink's Haunted Graffiti. Ese pop un poco chiflado y ensoñador al que nos tiene acostumbrados parece estar garantizado. Loco y fantasioso.

Adicto a las rayas y las gafas cutres: así es el regreso de Ariel Pink

1. SU NUEVO ÁLBUM

Adicto a las rayas y las gafas cutres: así es el regreso de Ariel Pink

El single Another weekend (Mexican Summer) es un adelanto de lo que encontraremos en Dedicated to Bobby Jameson este otoño. Un homenaje al cantautor de los 60 que terminó aurrinado y se mantuvo aislado un psiquiátrico hasta que abrió su canal de YouTube pocos años antes de morir.

2. SUS PINITOS EN EL CINE

Ni el cielo sabe qué (2014), la peli de los hermanos Safdie, lleva el sello de Ariel Pink en su música original. Compuso junto a Paul Grimstad la banda sonora de esta peli indie bautizada como la "Love story yonqui".

3. ADICCIÓN A LAS RAYAS 

Adicto a las rayas y las gafas cutres: así es el regreso de Ariel Pink

El artista californiano es de sobra conocido por su afición a los estampados, los lunares y los colores chillones. Pero, si algo caracteriza a su look, son las camisetas de rayas marineras en cualquier tonalidad, como esta de Amiri.

4. NUEVO DISCO, NUEVO LOOK

Adicto a las rayas y las gafas cutres: así es el regreso de Ariel Pink

Esa melena descuidada y de rubio difuso ha pasado a mejor vida. Su visión casera del bubblegum pop pierde fuerza frente a un Ariel Pink que se debate entre lo gótico y un pastiche ¿neoglamfolk? Su autenticidad sigue intacta, con eso nos vale.

Adicto a las rayas y las gafas cutres: así es el regreso de Ariel Pink

5. UNA MINI ARIEL 

Adicto a las rayas y las gafas cutres: así es el regreso de Ariel Pink

Para el vídeo de Lovetrap, la cantante y modelo francesa Soko se mete tal cual en la piel de Ariel Pink. Con peluca rubia y —¿cómo no?— una camiseta a rayas emula bastante bien al artista con el que también ha colaborado.

6. SU BANDA

Aunque todo nació como un proyecto personal y hermético, sin una banda no podría mostrarlo sobre un escenario. Así nació la Ariel Pink's Haunted Graffiti, con el teclista Kenny Gilmorec y Cole M.G.N. a la guitarra.

7. EL RIVAL DE ELTON JOHN   

La razón por la que, de primeras, cueste tomarle en serio. Ariel Pink es célebre por su extensa colección de gafas cutres: con forma de corazón a lo lolita (como estas de Cutler and Gross, pero en versión mercadillo) o con cristales de diferente color.

Puedes seguir Tentaciones en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.