Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
SIN FILTRO

Yo escribo el horóscopo de revistas adolescentes tipo SuperPop

“Piscis: los astros no tienen tiempo para tus movidas. Si sigues así te quedarás sola”. Estas son algunas de las cosas que redacto sin tener ni idea de astrología

Yo escribo el horóscopo de revistas adolescentes tipo SuperPop

La adolescencia es una época complicada en la que la falta de seguridad en uno mismo hace que cada paso que demos esté lleno de dudas y drama. Por suerte, muchos de nosotros hemos crecido con eso que hacía que nuestras decisiones fueran más fáciles, que pudiéramos avanzar con la seguridad de que había un poco de luz al final del túnel o, en su defecto, un poco de esperanza de poder ligar el fin de semana.

Hablo del horóscopo de la SuperPop y otras revistas similares. El único adulto racional que te decía lo que estaba bien y lo que estaba mal sin filtros. Y tú, por supuesto, obedecías a sus recomendaciones como si fuera la única autoridad a la que no podías rebelarte.

"Mi primer impulso fue preguntar si no había que tener algún conocimiento sobre astrología para eso pero, antes de terminar la frase, la realidad me dio una bofetada"

Pero, ¿quién hacía ese horóscopo? ¿Quién sería esa persona que se atrevía a guiar la vida de miles de adolescentes sin miedo a equivocarse? Quizá tú alguna vez te lo planteaste y visualizaste a una pitonisa pop observando intensamente una baraja de cartas. Pero yo no. A mí me bastaba con verlo escrito sobre papel cuché para saber que lo que ponía ahí iba a misa. Hasta que me tocó escribirlo a mí.

En mi último trabajo escribiendo en una revista para adolescentes me propusieron encargarme de la sección del horóscopo, como si te piden que escribas sobre Justin Bieber o sobre consejos de maquillaje (cosas que también hacía). Mi primer impulso fue el de preguntar que si no había que tener algún conocimiento sobre astrología para eso pero, antes de terminar la frase, la realidad me dio una bofetada para que dejara de decir tonterías.

En este momento, una mezcla de sentimientos y emociones me invadió y pensé: un momento, ¿puede que mi vida adolescente haya estado guiada por alguien como yo? Alguien que no tiene ningún contacto con los astros ni lo ha tenido nunca. Alguien que lo único que necesita es dinero. Pues probablemente sí.

Una vez superada la desilusión (Los Reyes Magos del horóscopo no existen) este trabajo empezó a ser divertido. Primero me informaba, me documentaba y leía en WikiHow Los pasos a seguir para escribir un horóscopo. Leía otros horóscopos escritos por gente que es probable que tuviera la misma idea de astrología que yo pero que al menos no eran yo y cabía la posibilidad de que hubiera algo de real en sus palabras. Hasta que me fui soltando, me vine arriba y me vi con la capacidad de ser yo la que guiaba a miles de adolescentes sin tener miedo a equivocarse. Y resultó que no era tan difícil.

Cosas que he hecho en mi trabajo escribiendo el horóscopo:

Enviar indirectas al tío que me gusta escribiendo en su signo cosas como: “Da el paso”, “declárate de una vez”, “¿no ves que si te escribe tanto es que le gustas?” o “si te gusta díselo, por Dios” e intentar que él lo lea por casualidad sin éxito.

Imaginarme a chicas tímidas armándose de valor para pedir salir al chico que les gusta sin éxito.

Copiar el horóscopo de un número de la SuperPop de los 90 para darle a las adolescentes de ahora la oportunidad de guiarse por aquella falsa astróloga que tanto supuso para mí. “Acuario: siempre tiene algo que hacer, que desmontar, que inventar, y le falta tiempo para terminarlo. ¿Qué es la soledad?”

Descubrir que la falsa astróloga de la SuperPop que tanto supuso para mí estaba más perdida en la vida que cualquiera de los adolescentes que la leían.

Escribir cosas malas en signos de gente que me cae mal. “Piscis: los astros no tienen tiempo para tus movidas. Si sigues así te quedarás sola”.

Imaginarme a adolescentes con pocos amigos perdiendo toda la esperanza de que alguien las llame para salir el próximo fin de semana.

Animarme a mí misma. “Virgo: no te rayes. Ese trabajo es solo temporal”. Ventajas de tener enchufe en el horóscopo.

Puedes seguir Tentaciones en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.