Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Isabel Pantoja, en bañador en la portada de ‘¡Hola!’

Las fotos en Ibiza junto a su familia parecen buscar un paralelismo con las de Lady Di en Portofino

Isabel Pantoja
Pantoja, en la portada de ¡Hola!

La cantante Isabel Pantoja es la portada de la revista ¡Hola!, donde luce en bañador sobre un yate en las aguas de Ibiza, acompañada de toda su familia. La exclusiva de la revista muestra las primeras fotos de la tonadillera rodeada de sus hijos y nietos en las que se denominan las "vacaciones más esperadas" de Pantoja. El reportaje aparenta ser un posado robado, valorado en unos 50.000 euros. Se trata de la imágenes de su primer verano tras la libertad recobrada.

Isabel Pantoja, con 61 años recién cumplidos, pasa su primer verano en libertad tras haber cumplido dos años de condena por blanqueo de dinero. En las imágenes se la ve distraída y absorta, con bañador azul claro sobre la pasarela de baño de la popa de un yate. En el interior se la puede ver en el mar, con un churro de flotación, junto a su hijos Kiko Rivera, con gafas de buceo.

La cantante ha vuelto a los escenarios  pero se ha mantenido aparentemente apartada del huracán mediático en el que se ha visto envuelta durante años. Ahora prepara una serie sobre su vida. En junio, la productora BTF Media, con cuartel general en Miami, desveló que llevaban seis meses trabajando junto a ella y su hermano Agustín para realizar una serie sobre su vida.

De momento, y hasta estas imágenes que aparentan ser un trasunto de las de Lady Di sola y de azul sobre un espectacular yate -captadas en Portofino por el paparazzi Stephane Cardinale el 24 de agosto de 1997-, la artista ha logradi su propósito. De hecho no ha concedido ninguna entrevista, salvo la que ofreció en el programa de Pablo Motos El Hormiguero a mayor gloria de su imagen más blanca y campechana.

Como dijo en junio en Sevilla: "Sigo estando viva". Ahora lo demuestra en aguas de Ibiza, y no en Marbella, la ciudad que tantas alegrías y tanta amargura -y cárcel- le ha traído. Allí ha caído pasto de la piqueta el chalé Mi gitana, que fue testigo del amor y las detenciones de Isabel Pantoja y Julián Muñoz la pareja por el Caso Malaya. Su nuevo propietario, un desconocido inversor británico, ha ordenado su derribo. Ha sido este verano.

Más información