Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¡Quiero esa escultura!

Flecha es una plataforma que quiere romper barreras en el arte y acerca más de 2.000 obras al usuario de su web

En 1991, al artista Jaelius Aguirre (Madrid, 1956) se le ocurrió organizar un evento que complementara a la Feria ARCO, lo llamó Flecha (Feria de Liberación de Espacios Comerciales Hacia el Arte). "Era algo alternativo porque no se trataba de una feria de galerías sino de artistas, y tratábamos directamente con ellos", explica. Y montaron la idea en un centro comercial, un espacio poco habitual para el arte. Su objetivo era claro: acercar las obras a la gente. "Romper un poco las barreras, la económica, la psicológica... Se suele pensar que el arte es carísimo y complicadísimo. Y no". La experiencia le demostró que había tenido una buena idea y, hace más o menos dos años, decidió crear la plataforma web de ese concepto.

Flecha

¡Quiero esa escultura!

Fundador: Jaelius Aguirre.

Estado: En activo.

Localización: Madrid.

Ámbito: Arte.

Idea: Web y próximamente app.

Web: https://flecha.es/

"Para el siglo XXI, lo mejor que hacemos, que es ese acercamiento, tenía que llegar a Internet. De manera abierta y sin filtros. Reunimos ayuda e inversores y montamos la web". Para su fundador (en la versión web comparte "paternidad" con Pilar Cavero) el concepto de Flecha tiene que seguir siendo anfibio: "Online y offline. Flecha está proyectándose en otras ciudades fuera de Madrid, como Mallorca. Y luego pensamos que el ancho para expandirnos es el globo terráqueo". Aguirre sabe que la estrategia de comunicación online les ayuda en la presencia física, y lo offline les permite un contacto directo con artistas y coleccionistas para canalizar a través de la web.

En septiembre cumplirán su primer año de ventas, pero sus cifras ya corroboran que lanzar Flecha en la Red también fue una buena idea. 367 obras vendidas en el primer semestre de 2017, por un importe de más de 270.000 euros: "Estamos ya vendiendo el doble de lo que vendíamos hace un año. Seguimos, por supuesto, haciendo ajustes y esperamos poder llegar a Latinoamérica". Además, están también estudiando y presupuestando añadir alguna mejora de realidad virtual, "para que la gente pueda ver el cuadro en su pared, a través de la cámara del móvil. Pero está en fase de estudio".

Más información