Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El diseñador que devolvió el color a la vida de Isabella Rossellini

La veterana actriz se convierte en la modelo principal de la campaña de la primera colección masculina de Sander Lak

La actriz Isabella Rossellini protagoniza la campaña de otoño de la firma Sies Marjan, fotografiada por Bruce Weber. Ampliar foto
La actriz Isabella Rossellini protagoniza la campaña de otoño de la firma Sies Marjan, fotografiada por Bruce Weber.

Dicen que los neoyorquinos siempre visten de negro. Y es una realidad visible. Ya sea en invierno o en verano, el negro es parte del ADN del neoyorquino nativo y el adoptivo lo asume enseguida. Por eso cuando hace dos temporadas el diseñador Sander Lak se desmarcó con una colección llena de colores para su firma Sies Marjan, captó la atención de toda la industria. Con su segunda colección fue nominado a los premios CFDA por sus looks monocolor en rosas, mentas y violetas, sus patrones femeninos y limpios. Desde las alfombras rojas, tenía el apoyo de Beyoncé, Brit Marling o Zoe Saldana, y consiguió contagiar de su colorido a una persona que, como buena neoyorquina de adopción, llevaba vistiendo de negro desde los años ochenta: Isabella Rossellini.

La actriz reconoce que “pertenece a la generación de moda de los ochenta y noventa que siempre vestía de negro porque es fácil de llevar”. Hasta hoy: a sus 65 años, ha cambiado el negro por un abrigo rosa chicle. Todo por Sander Lak. “Cuando vi sus colecciones, vi exactamente los colores para alguien acostumbrado a llevar mucho negro”, contaba la actriz a The Telegraph. “Hay una declaración auténtica de alegría y de querer el color de vuelta”.

Isabella Rossellini, acompañada de su hijo, Roberto Rossellini, en la campaña de Sies Marjan.
Isabella Rossellini, acompañada de su hijo, Roberto Rossellini, en la campaña de Sies Marjan.

Para el diseñador nacido en Brunéi, criado en Holanda y formado en Nueva York, el arcoíris de su ropa es una declaración política que grita diversidad y también diversión. “La moda es un negocio serio, pero no olvidemos que es ropa”, dice Lak, que ahora ha querido trasladar esta idea a su primera colección masculina, que ha presentado al mundo con una campaña protagonizada nada más y nada menos que por Isabella Rossellini, acompañada de su hijo, Roberto Rossellini, y también de las supermodelos Dilone y Sasha Pivorava, entre otros.

Ella está en el centro. La actriz fue la primera persona que Lak tuvo en mente cuando Bruce Weber accedió a fotografiar su campaña. A su mente vinieron aquellos retratos en blanco y negro que Weber hizo de la actriz a principios de los ochenta, cuando se convirtió en una estrella en moda y cine por derecho propio, tras la muerte de su madre (Ingrid Bergman), y la separación de Martin Scorsese. “Bruce Weber e Isabella tienen una historia juntos alucinante y mi sueño era revivirla”, ha explicado el fundador de Sies Marjan con el estreno de esta campaña con la que aumenta las expectativas para su próxima y tercera colección en la Semana de la Moda de Nueva York.

Para la actriz de Terciopelo azul (1986) la campaña ha supuesto reencontrarse con el color, pero también con su carrera como modelo. Ella que, precisamente, en los ochenta firmó con Lancôme el contrato en exclusiva más caro hasta entonces, pero que vio cómo la despedían en 1996 por ser “demasiado mayor” y cómo la recontrataban el año pasado sin aún haber hecho ningún anuncio para ellos, celebra que Sander Lak y sus diseños no entiendan de géneros, raza o edad. Una idea que Weber tradujo a un mundo bucólico con una gran “familia hipotética y de fantasía”. Esa misma diversidad que el modisto ve en las calles de Nueva York, solo que en su universo no visten de negro.