Halle Berry piensa que su discurso al ganar el Oscar no sirvió de nada

La primera y única intérprete negra en ganar el premio a mejor actriz está desilusionada porque que ninguna otra mujer de su raza haya vuelto a ser galardonada

Halle Berry, en Cannes Lions Festival.
Halle Berry, en Cannes Lions Festival.Francois G. Durand (Getty Images)

En 2002 Halle Berry se convirtió en la primera mujer negra en ganar un Oscar a mejor actriz. Y como representante de una doble minoría (mujer y de raza negra) la protagonista de Monster's Ball, cinta por la que obtuvo el galardón, se subió al escenario y con su estatuilla en la mano pronunció un emotivo y potente discurso. “Mujeres de color sin nombre y sin rostro que ahora tienen una oportunidad porque esta puerta ha sido abierta esta noche", dijo emocionada mientras el teatro Kodak retumbaba en aplausos. Sin embargo, ha pasado una década desde su logro y ninguna otra mujer negra se ha vuelto a subir ese escenario para recibir el Oscar en una de las principales categorías (aunque este año Viola Davis se lo llevó como mejor actriz de reparto).

Más información
El segundo acto de Halle Berry
El pelo salvaje de Halle Berry en los Oscars 2017
Halle Berry asegura que lo mejor para ella es que Hollywood la vea como negra

La reflexión la ha hecho la misma actriz, durante una charla organizada por Vogue en Cannes Lions. Durante la conferencia, Berry dejó claro que lo que en un principio consideró como un hito hoy se ha dado cuenta de que no significó mucho para la industria del cine. Y lo dice con conocimiento de causa. Basta recordar la polémica que surgió en 2016 cuando ningún actor negro fue nominado en las categorías más importantes. “Ese quizá fue uno de los momentos más bajos de mi profesión”, meditó.

Y es que la todavía poca diversidad que existe en la industria de Hollywood la ha llevado a pensar que todo lo que dijo hace 10 años, y lo que para ella significó ganar ese premio, no ha servido de mucho. “A veces pienso, wow, ese momento en realidad no significó nada. Realmente nada. Pensé que iba a significar algo, pero creo que no fue así”, ha asegurado la intérprete, de 50 años, haciendo alusión al racismo.

Ser consciente de lo poco que ha cambiado Hollywood le ha provocado “mucho dolor y tristeza”, aunque también admite que eso le ha inspirado a involucrarse más. “Quiero empezar a dirigir y producir más. Quiero ser parte de las personas que hagan que los negros tengan más oportunidades”, añadió.

Halle Berry, en el Cannes Lions Festival.
Halle Berry, en el Cannes Lions Festival.Francois G. Durand (Getty Images)
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS