Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

10 cosas sobre el actor mítico del cine quinqui que (probablemente) no sabías

Cuando se cumplen 25 años de la muerte por sobredosis del actor José Luis Manzano (Colegas, El Pico, La estanquera de Vallecas...) , Eduardo Fuembuena publica ‘Lejos de aquí’, un libro sobre su vida con datos sorprendentes

El actor José Luis Manzano
El actor José Luis Manzano

España pasó de ser tercermundista a estar entre las primeras potencias mundiales en apenas 20 años. En ese breve lapso su economía dejó de ser agraria, se especializó en los servicios, y abandonó la peor tasa de mortalidad de Europa para abrazar una de las mayores esperanzas de vida del mundo.

Ese avance brutal tuvo no pocas fricciones. La emigración masiva de los pueblos a las ciudades resultó en muchos poblados chabolistas (cuentan que Franco, al ver uno en Bilbao, ordenó que se construyesen casas “como Dios manda”, resultando en la barriada de Otxarkoaga) que, unidos al paro resultante de la crisis del petróleo del 73, el impacto de la recién llegada heroína y la incertidumbre política tras la muerte de Franco, creó unas desigualdades en las que muchos adolescentes no encontraron mejor modo de ganarse la vida que echándose a la calle.

Es, por supuesto, la situación que retrata y denuncia el cine quinqui. Y dentro de él, dos nombres destacan con fuerza: el director Eloy de la Iglesia (1944-2006) y su actor fetiche, José Luis Manzano (1962-1992). Juntos rodaron los cinco filmes más importantes del género, entre ellos Navajeros o la saga El Pico, y protagonizaron una relación muy poco conocida pero muy sintomática de este género cinematográfico puramente español, donde realidad y ficción se confunden constantemente.

10 cosas sobre el actor mítico del cine quinqui que (probablemente) no sabías

El realizador zaragozano Eduardo Fuembuena se ha propuesto arrojar luz sobre esa relación. Tras siete años de trabajo, en los que se ha entrevistado con multitud de personas relacionadas con sus protagonistas, acaba de publicar el libro Lejos de aquí, cuyo título se inspira en una canción que interpreta Antonio Flores en la película Colegas. “Comencé a preguntarme quién era ese actor vulnerable que caminaba como James Dean y tenía la mirada triste de un Brad Davis,” relata Fuembuena. “Por entonces, de José Luis Manzano solo había mentiras en la red y prácticamente nada reseñable o lo suficientemente extenso publicado.”

Del libro, que desde el pasado 21 de junio puede conseguirse en internet, hemos extraído los diez puntos más reveladores de una pareja fundamental para entender el cine quinqui y la España de la Transición.

1. De la Iglesia y Manzano se conocieron en 1978 a la salida de los billares Victoria, en Madrid, donde los chavales del lumpen madrileño se ofrecían a los gays. El realizador se llevó al joven, y más tarde, cuando buscaba un actor para Navajeros (1980), lo llamó. En ese momento lo acogió y le puso una profesora particular que lo alfabetizase. Manzano vivió regularmente con el director desde desde marzo de 1980 hasta el otoño de 1988, una situación clásica en el cine quinqui. Sin embargo, el actor siempre contaba que su encuentro fue a raíz de una prueba cinematográfica a la que se había presentado, y aseguraba que seguía viviendo con su familia en la UVA de Vallecas.

2. Según su libro de familia, Manzano nació el 20 de diciembre de 1962. Según su DNI, por algún tipo de error buromundano, el 30 de ese mismo mes. El actor celebraba su cumpleaños en esta última fecha sin que nadie le corrigiera. Más adelante pasó a celebrarlo el 31 de diciembre para hacerlo coincidir con el de De la Iglesia, nacido un 1 de enero.

3. De la Iglesia era comunista, pero afirmaba que su barba no emulaba a la de Carlos Marx sino a la de Stanley Kubrick. En realidad, la barba ocultaba su labio incipientemente leporino. La influencia de Kubrick, especialmente La naranja mecánica, en el cine de De la Iglesia es manifiesta.

4. La segunda unidad de rodaje de Navajeros operaba como una guerrilla. Filmaba planos generales, usando una cámara con teleobjetivo situada a considerable distancia para no tener que pedir permisos o cortar la calle. En la plaza de España de Madrid rodaron sin contratiempos un tirón a plena luz del día. Luego se desplazaron a un lateral del Palacio Real para grabar a Manzano haciendo un trompo y un nuevo tirón. Durante esta toma llegó un coche de policía, que cerró el paso al vehículo de escena, hizo bajar a los chavales y encañonó a quien conducía (sin carné), que no era otro que Manzano. Con verdadero terror, el director de la segunda unidad y el auxiliar salieron corriendo hacia los jóvenes actores y trataron de hacer comprender a los policías que la situación era ficcionada. No pudieron continuar el rodaje, y para esa secuencia tuvieron que apañárselas con el material conseguido.

10 cosas sobre el actor mítico del cine quinqui que (probablemente) no sabías

5. Manzano fue un gran aficionado al fútbol. Jugó primero en La Unión, equipo de categoría juvenil de la UVA de Vallecas. Luego, tras mudarse a casa de De la Iglesia, en el Sporting de Arganzuela. También le gustaba el julepe, juego de cartas con el que participó en campeonatos, y los videojuegos: con su primer sueldo se compró una videoconsola Atari 2600. Además, tras probar la experiencia de conducir en los rodajes, se despertó en Manzano una afición por el motor, algo impensable para un hijo de la UVA. De la Iglesia le regaló una Derbi Diablo 80 CX5 roja. También era aficionado al cine, incluso antes de ser actor, y su género favorito eran las películas de kung-fu.

6. La mili supuso una ruptura en la carrera de Manzano. Una vez agotado el máximo de dos años de prórroga, fue llamado a filas a finales de noviembre de 1983. Tuvo que rechazar Playa prohibida (Enrique Gómez Vadillo, 1985) y una pequeña colaboración en la producción internacional The hit (Stephen Frears, 1984).

7. Una de los proyectos de De la Iglesia giraba alrededor de un romance entre un etarra y un guardia civil. El guión, titulado Galopa y corta el viento, no se pudo rodar a causa de amenazas de ETA publicadas de forma más o menos velada en el diario Egin. Restos de esta idea quedan en El pico, cuyos dos protagonistas, amigos entre sí, son hijos de un guardia civil y un líder político abertzale, respectivamente.

"El pico 2 se iba a rodar casi íntegramente en la cárcel de Carabanchel, pero en la segunda semana de rodaje, un preso intentó fugarse escondiéndose en una maleta de proyectores"

8. El pico 2 se iba a rodar casi íntegramente en la cárcel de Carabanchel, contando con un centenar de presos comunes como figurantes. Sin embargo, en la segunda semana de rodaje, un preso intentó fugarse escondiéndose en una maleta de proyectores. Aunque los técnicos del equipo le pidieron de inmediato que saliese y un funcionario fuese testigo, el incidente bastó para que las autoridades revocaran el permiso.

9. Manzano no toleraba el alcohol, y el hachís le producía grandes colocones. Era en parte debido a problemas circulatorios tras un accidente que sufrió a los 14 años mientras trabajaba en las Bodegas Santullán de Puente de Vallecas, y que le obligaron a permanecer en un hospital durante seis meses. A pesar de ello, partir de 1980 se asentó su costumbre al tabaco rubio americano, ya que podía pagarlo, y al hachís, que solía llevar siempre encima. En 1981 comenzó a consumir cocaína y a partir del rodaje de El pico también heroína esnifada.

10. En junio de 1991 Manzano fue detenido junto a otro joven por asalto con intimidación, una escena que tantas veces había protagonizado en la ficción. El actor no portaba armas. Fue enviado a la cárcel de Carabanchel, de donde salió en diciembre de ese año, enfermo y nuevamente enganchado a las drogas. Tres meses después, el 20 de febrero de 1991, De la Iglesia encontró su cuerpo sin vida en el baño de la vivienda que ocupaba. El joven había se había refugiado en el lugar 48 horas antes, a la espera de viajar a Sevilla para trabajar en Expo 92.

Puedes seguir Tentaciones en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información