Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Belén Esteban: “Mamá, he ganado y estoy muy feliz”

La colaboradora de televisión, nerviosa y al borde de las lágrimas, gana el pleito contra su exrepresentante Toño Sanchís y contesta a sus detractores: "Ya no me tengo que ir de España"

Belen Esteban
Belén Esteban y Toño Sanchís en 2015 cuando todavía eran inseparables. GTRESOLINE

“Ya no me tengo que ir de España”, así contestaba Belén Esteban a los que han dudado de su palabra durante los más de dos años que ha durado el enfrentamiento con su exrepresentante Toño Sanchís por una reclamación de cantidad que terminó en demanda presentada en un juzgado de Torrejón de Ardoz (Madrid). Visiblemente nerviosa y al borde de las lágrimas la colaboradora del programa Sálvame ha entrado en plató después de que sus compañeros desfilaran bailando tras una banda de música y majorettes y un rótulo en el que se leía: “¡Belén ha ganado!

Tras el espectáculo televisivo quedaba la sentencia judicial que ha dado la razón íntegramente a Belén Esteban en su reclamación de cantidad, que ascendía a 380.000 euros, más 77.000 euros de intereses y costas que se estiman en unos 100.000. Cantidades que se suman a los 372.000 euros que el representante ya abonó a Esteban y que suman un total de 929.000 euros.

“He llorado de alegría cuando me he enterado esta mañana muy temprano cuando me ha llamado un compañero”, ha dicho Belén Esteban. “Después he llamado a mi gente”, ha manifestado refiriéndose supuestamente a sus letrados, “y me han dicho: ‘Ha salido muy favorable para ti’. Hoy he estado comiendo con directivos de esta casa y ahora cuando salga tengo que ir a ver a mis abogados y enterarme bien. Ya hablaré lo que quiero hablar, pero ahora solo puedo decir: Mamá he ganado y estoy muy feliz”.

Belen Esteban
Belén Esteban a la salid del juzgado de Torrejon de Ardoz (Madrid) el pasado 30 de mayo. Cordon Press

Después de estas declaraciones la colaboradora de televisión ha abandonado el plató y ha dejado hablando a sus compañeros que han confirmado que Belén Esteban presentará una demanda penal contra Toño Sanchís, ya que además de la reclamación económica en el informe pericial que presentó ante el juez, y que ha sido alabado por el mismo, queda demostrado que se ha falsificado su firma en algunos contratos. Los compañeros de Sálvame también han dado algunos detalles de la línea que ha seguido la defensa de Esteban. Entre ellos que mientras Toño Sanchís optó por realizar un cómputo global, los letrados de Belén decidieron ir contrato por contrato y ha quedado reflejado que en algunos de ellos el porcentaje del representante ascendía a un 30% pero en otros llegaba a un 90% y hasta a un 100% de los emolumentos. El único contrato firmado  por ambas partes en 2009, establecía un porcentaje del 20% para Sanchís y del 80% para Belén Esteban.

Toño Sanchís tiene ahora 20 días para recurrir y tratar de salvar, entre otras cosas, la vivienda habitual de su familia, que ya estaba embargada preventivamente por el juzgado madrileño para garantizar las posibles responsabilidades económicas que pudieran derivar del pleito.

Según los compañeros de Esteban –que no realizó más declaraciones– “la guerra no acaba más que empezar”, porque la sentencia recoge que puede presentar nuevas pruebas según reciba documentación de empresas a las que la colaboradora ha reclamado justificantes con validez legal.