Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Felipe (Froilán) Marichalar quiere volar solo

El nieto mayor de los reyes eméritos entra en la lista de "solteros de oro" y lucha por estudiar en una universidad española aunque su familia prefiere preservarle de la atención mediática

Felipe Froilan
Felioe Marichalar con una amiga y Mario Vaquerizo en un desfile el pasado martes. GTRES

Felipe Marichalar Borbón, el nieto mayor de los reyes eméritos, cumple el 17 de julio 19 años y la revista francesa especializada en aristócratas Point de Vue ya le ha colocado en la lista de los "solteros de oro". Junto a él están Mirko de Bulgaria, hijo de Kubrat Sajonia-Coburgo-Gotha; Jaime de Borbón-Dos Sicilias, hijo de Pedro de Borbón-Dos Sicilias,  duque de Calabria, y Sofía Landaluce, Nicolás de Dinamarca, nieto de la reina Margarita; Joaquín de Bélgica, nieto de los reyes Alberto y Paola; Hussein de Jordania, hijo de Abdullá y Rania; Constantino Alexios, hijo de Pablo y Marie-Chantal de Grecia; Marius Borg, el hijo de Mette-Marit de Noruega; Edward Windsor, hijo de George Windsor, primo de la reina Isabel II y Hamdan de Dubái, hijo del actual monarca de Dubái. También hay mujeres:Talita von Furstenberg, nieta de Diane von Furstenberg; Alexandra de Luxemburgo, hija de los grandes duques; Laura y María Luisa de Bélgica, nietas de Alberto y Paola; Amelia Windsor, hermana de Edward Windsor; Sirivannavari de Tailandia, hija del actual rey del país; y Kako de Japón, nieta de los emperadores.

"Nieto y sobrino de reyes, Felipe es grande por derecho propio. Sin embargo, es un adolescente grande y disperso, que en vísperas de su cumpleaños acapara la crónica real con sus apariciones en las discotecas de Madrid. En junio del año pasado su padre, Jaime de Marichalar, envió a la Guardia Civil al Teatro Barceló para recogerlo. Sus notas han caído significativamente. En los últimos cinco años estuvo en un internado inglés Sussex, en un colegio episcopal en Sigüenza y en una academia militar en Virginia, Estados Unidos", escribe la revista en su perfil para hacer su presentación.

El sobrino de Felipe VI lleva más de un mes en España después de concluir sus estudios en Estados Unidos y desde entonces se deja ver con regularidad en las plazas de toros acompañado de su familia o de sus amigos. Felipe, al que muchos llaman Froilán pero su familia se refiere a él como Pipe, es un gran aficionado a la llamada fiesta nacional y amigo de muchos toreros. Su pasión por los toros es tal que incluso se ha atrevido a dar algunos capotazos en capeas

Felipe y Victoria Marichalar, el domingo en Las Ventas.
Felipe y Victoria Marichalar, el domingo en Las Ventas. GTRES

El pasado verano el hijo mayor de la infanta Elena concedió su primera entrevista. Lo hizo para el programa Espejo Público de Antena 3. En ella habló de su afición por los toros y en especial de la muerte del torero Víctor Barrio. Pipe confesó que cuando conoció la muerte del diestro, lo primero que hizo fue ponerse en contacto con la Infanta: "Llamé a mi madre porque había una anécdota con él. Víctor se había encontrado con mi madre en un puesto de Cáritas y le dijo que, si ella iba a los toros esa tarde, le iba a brindar uno".

Más Borbón que Marichalar

El martes por la noche Felipe, acompañado de una amiga y de su hermana. asistió a un desfile de moda. Se sentó en primera fila junto a muchas caras conocidas como Mario Vaquerizo.

El hijo de la infanta Elena se parece más a ella. Es más Borbón que Marichalar en la forma de ser y en los gustos. Físicamente es una mezcla de parecidos a sus padres.

Todos los pasos que da Felipe en España son perseguidos por los fotógrafos que en estos días le han pillado muy cariñoso con una joven. Debido a esta exposición mediática sus padres y abuelos prefieren que el año próximo prosiga sus estudios en alguna universidad de EE UU pero él se resiste y está dispuesto a dar la batalla. Todo indica que la prensa social ha elegido a Felipe como uno de sus favoritos por su personalidad, más que porque ocupe el cuarto lugar en la línea de sucesión al trono.

El joven también quiere pasar parte del verano con sus amigos y no ceñirse a los viajes familiares como hasta ahora. Felipe se marchó a estudiar fuera por sus problemas para aprobar los cursos académicos y por su carácter de adolescente travieso. Él considera que ya ha cumplido con las expectativas de sus padres y ahora no está dispuesto a hacer las maletas.

Más información