Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La capital registra una media de dos accidentes de bicicleta al día

El Ayuntamiento ha iniciado un estudio detallado de este tipo de siniestros para detectar y solucionar sus puntos negros

Una mujer circula con una bicicleta de Bicimad por el carril bici de la calle Mayor.
Una mujer circula con una bicicleta de Bicimad por el carril bici de la calle Mayor.

En el primer trimestre de 2017 se han producido 148 accidentes de bicicleta en la capital, una media de casi dos al día. En 123 de ellos, los ciclistas resultaron heridos leves y en otros 13, graves. La mayoría se produjeron en el centro —en los distritos de Centro, Retiro, Arganzuela y Chamberí— y las principales causas fueron la colisión con otro vehículo y la caída de la bicicleta. El Ayuntamiento ha iniciado un estudio detallado de este tipo de siniestros para detectar y solucionar sus puntos negros. En dos o tres meses, desarrollará una aplicación para ofrecer estos datos mensualmente a través de la web municipal.

“Hasta ahora, esta clase de datos se recogían en un informe anual. Ahora vamos a detallar cada tipo de accidente para poder extraer conclusiones y tomar medidas”, explica Carlos Corral, subdirector de Movilidad Sostenible del Ayuntamiento. “Con esto vamos a identificar los puntos negros para las bicis, saber las causas de los accidentes y ver las posibles soluciones, que pueden pasar por crear una infraestructura ciclista segregada o por dar facilidades, o incluso por bajar la velocidad de los coches”, añade. Los accidentes no han aumentado respecto a 2016, pero habrá que esperar al final del año para comparar las cifras.

Los datos del primer trimestre del año, a los que ha tenido acceso EL PAÍS, muestran que se han registrado 148 accidentes de bicicleta en los primeros tres meses del año, que provocaron 123 heridos leves y 13 graves. Durante este periodo no ha habido ningún accidente mortal. En cuanto a los motivos de estos siniestros, 70 se debieron a una colisión con otro vehículo, otros 60 se originaron por una caída de la bicicleta, mientras que en 12 ocasiones se trató de un atropello.

La capital registra una media de dos accidentes de bicicleta al día

Por zonas, la mayor parte de los incidentes (25) se produjeron en el distrito de Centro, Retiro (15), Arganzuela (14) y Chamberí (12), todos ellos situados en la almendra central de la ciudad, en el interior de la M-30. En cambio, los barrios periféricos, que en muchos casos no cuentan con conexión ciclista adecuada con el centro, fueron los que menos accidentes registraron: Ciudad Lineal, Puente de Vallecas, Chamartín, Villaverde, Barajas, Vicálvaro, Usera y Villa de Vallecas han vivido cinco o menos siniestros cada uno en tres meses.

En lo que se refiere al tipo de vía, un 60% de los accidentes ocurrieron en vías no adaptadas a las necesidades de los ciclistas —un 51% en aceras y otro 9% en calzadas—, mientras que un 23% se produjeron en vías acondicionadas; es decir, en los llamados carrilles 30 (donde los coches deben circular a menos de 30 por hora), y solo un 17% en vías exclusivas (carriles bici segregados). “Nos miramos en el espejo de Sevilla, donde han aumentado la red de carriles bici y ha bajado la siniestralidad”, dice Corral.

Chamberí Zona 30 apuesta por las dos ruedas

Este lunes se puso en marcha la peatonalización de un tramo de la calle de Galileo, que permanecerá cerrada al tráfico durante un año, salvo por un carril de circulación restringida. En este carril se permitirá la circulación de bicicletas, dando así prioridad al medio de transporte considerado más sostenible y prioritario por el Ayuntamiento.

El cierre de la calle de Galileo está incluido en Chamberí Zona 30, un plan cuya primera medida fue reordenar el tráfico de la calle de Vallehermoso, reduciendo sus carriles de dos a uno y replanteando los aparcamientos, que pasaron a ser únicamente para residentes. Esta propuesta, incluida en el Plan A de Calidad del Aire, pretende más adelante convertir el distrito en una zona 30, lo que significaría intentar reducir la velocidad máxima a 30 kilómetros por hora, de manera que sea más favorable a las bicis.

Según el Consistorio, actualizar estos datos cada mes va a permitir elaborar gráficos, relacionar cada accidente con la causa, así como diferenciar el tipo de vía en el que se produce. “Esto nos servirá para saber si los nuevos carriles bici que estamos construyendo reducen la siniestralidad o hay que realizar alguna otra actuación”, dice Corral. El representante municipal recuerda que antes de poner en marcha nuevos carriles, el Consistorio ha realizado “tomas de flujo de coches y ciclistas” para averiguar en qué calles son más necesarios. Además, los datos se van a hacer públicos mensualmente, a través de una aplicación que se está desarrollando y que estará lista en dos o tres meses. Una vez terminada, los datos se colgarán en la página municipal de la Oficina de la Bici, que también se va a renovar.

Por otro lado, el Ayuntamiento de la capital va a destinar 250.000 euros a instalar aparcabicis por toda la ciudad. Aunque todavía no se han decidido los lugares, sí que se conocen ya los nuevos criterios para colocar esta infraestructura: se pretende que estén siempre cerca de estaciones de metro (para favorecer la intermodalidad), centros públicos…

La idea es instalar estos nuevos aparcabicicletas en la calzada, igual que ocurre con la mayoría de las estaciones de Bicimad. El Consistorio invertirá además otros 99.000 euros para hacer aparcamientos ciclistas en centros educativos, donde se intentará que se coloquen en el patio interior de los colegios. “Además, vamos a habilitar una opción en la Oficina de la Bici [en la web municipal www.madrid.es] para que quien quiera pueda solicitar un aparcabicis cerca de cualquier centro público”, concluye Corral.

Plan Director de Movilidad Ciclista

La pasada semana se reunió en la capital el Foro Ciclista, un organismo que analiza los planes municipales para el desarrollo de la bicicleta en la ciudad y aglutina a grupos políticos, colectivos y asociaciones ciclistas interesados en la movilidad sostenible en la ciudad. La cita estuvo presidida por el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, y debatió la revisión y actualización del Plan Director de Movilidad Ciclista de 2008.

Los asistentes al foro pudieron conocer de primera mano los próximos planes del Consistorio para fomentar este transporte (de carriles bici a aparcabicis), así como las cifras de accidentalidad ciclista en la capital. La idea es que, cuando estos datos comiencen a hacerse públicos mensualmente, las asociaciones ciclistas —como En bici por Madrid (www.enbicipormadrid.es) o Pedalibre (pedalibre.org), presentes en la reunión—, puedan trabajar con ellos para realizar propuestas de mejora con las que eliminar los puntos negros y favorecer el uso de las dos ruedas. Ambas asociaciones suelen analizar con regularidad itinerarios ciclistas y problemas para las bicis y proponer soluciones.