Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trucos para subir el Wayna Picchu y no morir (de vértigo) en el intento

La postal icónica de Machu Picchu es la de la ciudadela con una montaña de paredes verticales detrás, el Wayna Picchu. ¿Te has preguntado cómo diablos sube la gente allí?

La subida al Wayna Picchu es el colofón de toda visita a la ciudadela inca más famosa del imperio. La vista de Machu Picchu y de las montañas selváticas del valle del Urubamba desde allí arriba es de las que no se olvidan. Pero la mayoría de visitantes rehúsa subir porque se le antoja una hazaña de alpinistas profesionales. Y en verdad lo parece: las paredes casi verticales del Wayna no presagian nada bueno si sufres de vértigo. Además, YouTube está lleno de vídeos malintencionados que asustan.

En este vídeo te cuento paso a paso cómo es la subida. Para que veas que, aunque seas más de mesa camilla que de puenting, puedes subir si te lo propones. Es más fácil de lo que parece.