Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Serena Williams combina el tenis con su nuevo trabajo en Silicon Valley

La tenista, que ha hecho un parón en el deporte por su embarazo, se une a la junta directiva de SurveyMonkey, una empresa de encuestas 'online'

Serena Williams, con el equipo de SurveyMonkey en una foto de su Instagram.
Serena Williams, con el equipo de SurveyMonkey en una foto de su Instagram.

La estrella del tenis Serena Williams tiene 39 títulos de Grand Slam, cuatro medallas olímpicas, acuerdos de patrocinio con grandes marcas y su propia línea de ropa y accesorios. Y ahora se ha embarcado en una nueva misión: Silicon Valley. La tenista va a formar parte de la junta directiva de SurveyMonkey, una empresa líder en encuestas online. "Mi primer paso como miembro de SurveyMonkey será hacer una encuesta, tengo mucha curiosidad", anunciaba este jueves la deportista en su cuenta de Twitter.

“Siempre he estado interesada en involucrarme en Silicon Valley, pero no terminaba de decidirme. Ahora me tiro a la piscina porque cuando hago algo lo hago a tope”, ha dicho la tenista a la agencia The Associated Press. "Siento que la diversidad habla. El cambio está sucediendo y siempre está en construcción. Lo que es importante es estar a la vanguardia del cambio para los que vengan detrás”, explica sobre los motivos que le han empujado a adentrarse en este mundo.

La tenista Serena Williams y su pareja Alexis Ohanian, en la gala MET este año.
La tenista Serena Williams y su pareja Alexis Ohanian, en la gala MET este año.

Y esta falta de diversidad en Silicon Valley de la que habla Williams es constante en esta región californiana que ha buscado durante mucho tiempo posicionarse como un lugar igualitario en género, etnia o raza y que aún tiene trabajo pendiente. La tenista, de 35 años, asegura estar decepcionada porque la gran mayoría de los puestos de trabajo bien remunerados en el sector tecnológico son ocupados por hombres blancos y asiáticos.

No es la primera vez que la reina del tenis habla en público sobre los problemas de racismo que aún tiene que vivir. Hace un mes respondía a Ilie Nastase, el extenista rumano que se refirió a la noticia del embarazo de Williams de una manera ofensiva. “Veremos de qué color es, ¿chocolate con leche?”, se le oyó decir. Pero la deportista le dedicó un mensaje en su cuenta de Instagram, en la que tiene 5,8 millones de seguidores, en el que le llamó “cobarde”.

Aunque Williams no ha precisado detalles sobre sus labores específicas como nueva directora corporativa, sí ha dado a entender que su presencia puede servir de empujón para la compañía en una dirección más diversificada. La tenista ya estaba involucrada de alguna manera con Silicon Valley debido a su compromiso con Alexis Ohanian, cofundador de la red social Reddit y emprendedor en la meca tecnológica. La pareja, que se va a casar este año, está esperando su primer hijo, como insinuó ella misma con una imagen en sus redes sociales. Probablemente su conexión con SurveyMonkey viene a raíz de su amistad con Sheryl Sandberg, directora de operaciones de Facebook y también miembro de esta compañía ya que su difunto marido, Dave Goldberg fue director general de SurveyMonkey antes de morir en 2015.