Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco votos para cinco candidatos

Simpatizantes de los principales partidos franceses y residentes en España justifican su elección

Francia está a pocas horas de decidir quién va a ser su máximo representante político estos próximos cinco años. Tras una movida campaña electoral, abarrotada con escándalos de corrupción, fake news y la batalla dialéctica en los medios, cinco simpatizantes de los principales partidos políticos franceses han explicado a EL PAÍS por qué van a votar a su candidato favorito.

Ugo Lopez, de 35 años, es coordinador de En Marche! en Madrid, confía en que Emmanuel Macron saldrá vencedor de esta carrera al Elíseo. "Estoy convencido de que tiene el buen diagnóstico y las propuestas acordes. Creo que es el hombre del momento, quiere unir a la gente, no dividir", apunta. El exministro de Economía del Gobierno de Hollande lidera los sondeos con un 24,5%, seguido de cerca por la candidata de extrema derecha, Marine Le Pen (23%), según la última estimación publicada por Le Point y Odoxa. "Lo que más me gusta del programa de Macron es su proyecto de crear una red de protección social universal, que no dependa de los estatutos de cada uno. Esto es radicalmente nuevo", asegura Lopez.

"¿Por qué estamos viviendo juntos?", se pregunta Nathalie Besucco, de 56 años, es coach, con una vida asentada en Madrid y apoya al candidato socialista, Benoît Hamon. Para ella, este es un interrogante fundamental para su posicionamiento hacia la izquierda. No está convencida de que gane Hamon porque el partido socialista está muy fragmentado y una parte se ha unido a Macron, que se sitúa más en el centro del tablero político francés. Sin embargo, Hamon es su candidato de corazón, el que más la representa y el "más apto a hacer posible la convivencia de todos en ese país tan diverso culturalmente". La medida que más le ha convencido es la de la integración de la dimensión medioambiental en su programa, tanto a nivel francés como europeo. "Sé que Mélenchon tiene también propuestas ecológicas en su programa, pero es un candidato extremista que no tiene esa visión europea. Para mí, Francia forma parte de Europa y es una base que no se puede tocar".

Para Adelie Fayaud, Jean-Luc Mélenchon es candidato de los jóvenes. "Lo bueno es que promueve un movimiento social, que viene de la calle, de Noche en pie, el 15M francés", cuenta esta joven estudiante de Science Po de 19 años. Conoce a la perfección el programa de Mélenchon y lo defiende vigorosamente. Según ella, Mélenchon es también la voz del feminismo: el que lleva más propuestas en su programa para obtener la paridad entre hombres y mujeres en todos los sectores de la sociedad. Además, le han seducido las medidas educativas que quiere llevar a cabo el candidato de extrema izquierda. "En cuanto a Europa, los medios de comunicación han publicado cualquier cosa. No es cierto que Mélenchon quiera salir de la Unión Europea", concluye.

La permanencia de Francia en Europa ha sido uno de los temas más polémicos de la campaña electoral. Entre si quedarse en el espacio Schengen, renegociar los acuerdos con la Unión Europea, conservar el euro, volver al franco o crear una moneda nacional paralela, se ha dicho de todo. "Los medios de comunicación han favorecido la confusión del electorado", asegura Antoine de Fontanges, de 42 años, responsable de la campaña Fillon 2017 en España. Ha vivido estos últimos meses como una batalla de trincheras. El caso que más ha afectado al candidato de Los Republicanos es el Penelope Gate. Ella lo apoya y lo defiende: "Ya se sabía que Fillon empleaba a su mujer y no es el único. De todas formas en Francia es totalmente legal. El escándalo generado por los medios de comunicación es lamentable".

Fillon no es el único manchado por la polémica. Marine Le Pen también ha sido salpicada por el supuesto empleo ficticio de su guardaespaldas. "Apoyo a Marine porque es una patriota y siempre ha dado preferencia a los franceses", explica Alain Lavarde, de 70 años, consejero consular para el Frente Nacional. Lleva cuatro décadas viviendo en España y vota al partido de extrema derecha desde los 20. Él lo tiene claro: su candidata va a ganar las elecciones. Una de las medidas más importantes para él es el control de la inmigración clandestina. "Porque no tenemos bastante dinero ni espacio para todo el mundo", afirma con un folleto de Le Pen entre las manos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información