Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Puntualidad sueca

Kronaby pone a la venta su primera colección de relojes híbridos, todo un ejercicio de diseño escandinavo y tecnología punta

La primera colección de Kronaby respira serenidad escandinava.
La primera colección de Kronaby respira serenidad escandinava.

Era cuestión de tiempo que el diseño sueco llegara al mundo de la relojería inteligente. El país que más ha hecho por simplificar nuestra vida cotidiana mediante objetos sencillos, eficaces, inmediatamente comprensibles y fáciles de integrar en el día a día es también el lugar de origen de Kronaby, una nueva firma que este viernes 31 de marzo pone a la venta en su tienda online los modelos de su primera (y ambiciosa) colección de relojes híbridos.

“Kronaby es parte del nuevo cambio de paradigma de la relojería”, explica el confundador de la firma, Sarandis Kalogeropoulos. Ese cambio de paradigma consiste, básicamente, en tener las ideas claras y evitar lo superfluo: cuatro modelos de reloj (Apex, Sekel, Nord y Carat) que a su vez se pueden personalizar hasta conformar hasta 24 variantes que respiran limpieza y artesanía. La idea que subyace tras este proyecto es que un reloj conectado no tiene por qué ser un objeto de aspecto futurista ni limitarse a la frialdad de las pantallas digitales.

Un modelo masculino de la primera colección de Kronaby.
Un modelo masculino de la primera colección de Kronaby.

Los modelos de Kronaby están inspirados en las formas de la relojería tradicional (eso sí, pasadas por el filtro del minimalismo sueco) e incorporan funciones que permiten ajustar las zonas horarias automáticamente, activar notificaciones selectivas, registrar estadísticas de movimiento e incluso rechazar llamadas. La conectividad es compatible con smartphones dotados de sistema operativo iOS y Android, y el objetivo es evitar distracciones, incluida la más elemental: su batería dura hasta dos años, así que ni siquiera hay que recargarla con frecuencia.

Como buena startup, lo digital ocupa un lugar predominante en su estrategia. Por eso, los relojes Kronaby se ponen a la venta en la red antes que en ningún otro sitio. En abril llegarán a puntos de venta físicos en algunos países europeos, pero desde este viernes 31 de marzo se pueden adquirir online en la tienda de la firma. Desde luego, es un buen inicio para una firma que aspira a redefinir el modo en que entendemos la relojería inteligente y que, como buena casa escandinava, recuerda que complicarse la vida demasiado es, a fin de cuentas, demasiado innecesario.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.