Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El príncipe Jorge irá a un colegio que enseña a “ser generoso”

Los duques de Cambridge han anunciado que el pequeño asistirá al centro de estudios privado y mixto Thomas Battersea

El príncipe Jorge, en Canadá.
El príncipe Jorge, en Canadá. Cordon Press

El príncipe Jorge de Cambridge ya tiene colegio. El palacio de Kensington anunció el viernes pasado que el hijo mayor de Guillermo y Kate Middleton asistirá a partir de septiembre al colegio privado Thomas Battersea. El exclusivo recinto, en el que muchos inscriben a sus hijos al momento de nacer, está a media hora en coche del palacio de Kensington y tiene una filosofía en la que la primera regla es “ser generoso” y en la que se les inculca no tener mejores amigos para evitar herir los sentimientos de los compañeros.

El colegio es mixto y la matrícula cuesta unos 6.000 euros. El centro de estudios está enfocado en las artes, el deporte y las actividades fuera de las aulas. “El duque y la duquesa de Cambridge mandarán a su hijo, Jorge, a Thomas Battersea desde septiembre de este año. Sus altezas reales están encantados de haber encontrado una escuela en la que están seguros de que Jorge será feliz y exitoso para comenzar su educación”, decía el comunicado de prensa emitido por el palacio de Kensington.

La pareja ya había anunciado el año pasado que tenían planeado mover su residencia de Norfolk a un apartamento dentro del palacio de Kensington para que Guillermo de Inglaterra pueda realizar con más facilidad sus actividades reales.

La decisión de escoger Thomas Battersea como el centro de estudios, donde acudirá el tercero en la lista de sucesión al trono británico, toma por sorpresa a muchos, ya que siempre se pensó que el pequeño acudiría al igual que su padre y tío a Wetherby, para más tarde trasladarse a Ludgrove y terminar su educación en Eton. 

Según Peter Hunt, el corresponsal de la casa real británica para la BBC, este es un pequeño cambio en las costumbres de la realeza. “Es un cambio, pero nada revolucionario”, ha dicho.

Instalaciones del colegio Thomas Battersea en Londres.
Instalaciones del colegio Thomas Battersea en Londres. Cordon Press

Hunt analiza la transformación de la corona comparando los diferentes métodos de estudio que han preparado a los herederos al trono. “La bisabuela del príncipe Jorge, la reina Isabel II, tenía una institutriz. En aquella época la educación en casa era la norma general para las mujeres de clase alta. Mientras que Jorge se preparará en un colegio con otros 500 alumnos más”, compara el especialista.

Hunt también recuerda que Carlos de Inglaterra tenía instalada en una habitación del palacio de Buckingham una pizarra y un escritorio. Y que no fue hasta que cumplió 8 años que acudió a un colegio, rompiendo así con las convenciones establecidas hasta entonces en la corona. “Los compañeros de Carlos tenían permiso de recibir las clases de natación en la piscina del palacio, ya que estaba mal visto que el heredero a la corona utilizara una pública”, agrega Hunt. Quien añade que aunque poco a poco la realeza se ha ido modernizando, todavía no se contempla que algún día un futuro rey o reina sea educado en una escuela del Estado.

Jorge de Cambridge, en su primer día de clases en la guardería.
Jorge de Cambridge, en su primer día de clases en la guardería.

Por su parte, desde el colegio los directores Ben y Tobyn Thomas han anunciado que la llegada de Jorge de Cambridge no cambiará ni el sistema educativo ni la atención al resto de sus alumnos.