Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El sultán de Instagram

Abdul Mateen, príncipe de Brunei, se ha convertido en una sensación en la red social por su atractivo y sugerentes fotos

Abdul Mateen, príncipe de Brunei.
Abdul Mateen, príncipe de Brunei. INSTAGRAM

Instagram ha encontrado a su príncipe encantador. Se trata del joven Abdul Mateen, el cuarto de los 12 hijos del sultán de Brunei, cuyo pelo negro azabache —cuidadosamente peinado hacia atrás—, mirada penetrante y tonificado físico han encandilado a la red social. Ya sea posando con el torso al descubierto sobre un caballo en el mar, evocando la mítica imagen de un semidesnudo Vladímir Putin paseando en su équido )y confirmando aquello de que las comparaciones son odiosas) o enfundado en un atuendo de jinete menos revelador, Mateen provoca suspiros —y clics— allá como pose.

Trompo

Una publicación compartida de Mateen (@tmski) el

Miembro de una estirpe famosa por su querencia al despilfarro, el hijo de Hassanal Bolikah y la azafata Mariam Abdul Aziz quiere dejar claro que no solo de físico y ocio vive el hombre. A sus 25 años, presume de haber saciado su curiosidad intelectual en prestigiosas instituciones como la Escuela de Estudios Orientales y Africanos (SOAS) de la Universidad de Londres, donde cursó un máster de Relaciones Internacionales. Como prueba de ello, publica una fotografía de su ceremonia de graduación, ataviado con la clásica toga y cubriendo su negra cabellera con el birrete, en medio de sus compañeros. Pero mientras sus colegas de promoción aparecen distraídos, él, sentado en el trono del mundo académico, dirige una profesional mirada al objetivo.

Si hay algo que Mateen busca transmitir es que es un joven saludable y polifacético. El deporte es una máxima de su vida cotidiana. Bádminton, aviación, polo o fútbol, no parece haber modalidad que se le resista. Y es que sus fotos dan fe de que sus perfectos pectorales no son herencia de su sangre azul, sino resultado de la intensa actividad física del privilegiado veinteañero, fan declarado de David Beckham.

One with my not so little bro 👊🏾

Una publicación compartida de Mateen (@tmski) el

Además, el nuevo soltero de oro real deja patente que se toma en serio los dictados del sultanato petrolero. Mateen obtuvo formación militar en la exigente Real Academia Militar de Sandhurst (Reino Unido), alma máter de Winston Churchill, el rey Abdalá II de Jordania o los príncipes Enrique y Guillermo de Inglaterra. “Las cinco primeras semanas fueron horribles, física y mentalmente. Perdí 10 kilos”, confesó en una entrevista a la entrevista GQ. Un deterioro nada apreciable en una fotografía en la que posa frunciendo el ceño vestido con un impoluto uniforme militar.

En esa misma entrevista, realizada a finales del pasado año, admite que, aunque su fama en Internet le ha resultado algo “apabullante”, siente gratitud por la atención recibida en Instagram. Su casi medio millón de seguidores seguro que también se lo agradecen a él.