Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reseña

¿Cómo se gobiernan las ciudades africanas?

El investigador Carlos Nunes plantea cómo gestionar mejor el software urbano para que las urbes del continente se desarrollen

El vertedero de Bamako genera contaminación no controlada y altos costos de vida para los habitantes de la ciudad. Los expertos advierten que los estándares de vida no aumentan al mismo ritmo que el rápido crecimiento urbano del continente. Ampliar foto
El vertedero de Bamako genera contaminación no controlada y altos costos de vida para los habitantes de la ciudad. Los expertos advierten que los estándares de vida no aumentan al mismo ritmo que el rápido crecimiento urbano del continente. AFP

"La gobernanza es el ambiente propicio que requiere marcos jurídicos adecuados, procesos políticos, de gestión y administrativos eficientes, así como mecanismos, directrices y herramientas que permitan al gobierno local responder a las necesidades de los ciudadanos. La gobernanza puede definirse como las diversas formas en las que las instituciones y los individuos se organizan en la gestión cotidiana de una ciudad, y los procesos utilizados para llevar a cabo de forma efectiva la agenda del desarrollo de una ciudad, a corto y a largo plazo. La gobernanza urbana es el software que permite que el hardware urbano funcione. La gobernanza urbana eficaz se caracteriza por ser democrática e inclusiva, integrada y con objetivos a largo plazo, multiescala y de multinivel, territorial, competente y conscientes de las ventajas de la era digital". Así define ONU Habitat la gobernanza urbana

En el caso de las ciudades africanas, la gobernabilidad se puede convertir en un instrumento para el crecimiento, la reducción de la pobreza y el desarrollo inclusivo. Por ello, y tras el tremendo crecimiento de población urbana en el continente, especialmente en la última década, la reformulación de conceptos como gobernanza urbana, economía urbana, la gestión eficaz de los servicios y recursos urbanos, o la necesidad de nuevas recetas estructurales que mejoren la habitabilidad de las ciudades del continente vuelven a ponerse en el centro de los debates en el mundo del desarrollo.

Los estados, el mercado, los gobiernos locales, las organizaciones de la sociedad civil y las sociedades locales son agentes que tienen entre las manos la gestión de tierras, trabajo o capital. Una buena coordinación entre todos ellos será crucial si se quiere mejorar la situación de las ciudades africanas, las urbes que más están creciendo de todo el mundo.

Las reformas implementadas recientemente en el ámbito de la planificación urbana, la descentralización o la participación en la toma de decisiones urbanas, son ejes centrales en este cambio de rumbo de las urbes africanas, planteados en el libro Governing Urban Africa (Palgrave, 2016), del investigador portugués Carlos Nunes Silva.

En él, se investigan las limitaciones que obstaculizan continuamente a los gobiernos urbanos y la barrera que suponen los privilegios de las élites coloniales primero, y de las actuales élites -herederas de esas- hoy, para mejorar la gobernanza urbana en las ciudades africanas a través de innovaciones de respuesta ciudadana. Para Nunes, la descentralización es crucial para que las ciudades africanas tengan el poder necesario para afrontar los desafíos que se generan debido a las elevadas tasas de crecimiento urbano en el continente. Y para ello, el libro plantea reformas en las actuales leyes de planificación, nuevos modelos de urbanismo posible para casos concretos de ciudades africanas, un mayor desarrollo de la participación ciudadana en los asuntos locales o nuevos enfoques capaces de mejorar las realidades de la informalidad urbana, que absorben a la mayor parte de población urbana de África.

Más información