Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

La sentencia del 9-N

Es lamentable que un señor que ha pisoteado la legalidad de manera pública y notoria, que se ha burlado de la Constitución, que ha querido destruir un país, que ha hecho todo esto —dejémonos de épicas románticas y de historias— para construir un Estadito a su medida donde él y los suyos pudieran controlar la policía, los jueces y donde el 3% quedase impune, al final de todo esto reciba una condena ridícula. Una minicondena a Mas consistente en inhabilitarlo —cuando ya no ocupa ningún cargo público— para un periodo ridículo de tan solo dos años, inferior incluso a una legislatura.— Carmen B. Fernández. Calafell (Tarragona).


Artur Mas, Joana Ortega e Irene Rigau han sido sancionados por la consulta del 9-N. Y ellos han declarado que volverían a hacer lo mismo. Y, a su vez, otros independentistas manifiestan que esta sentencia demuestra la falta de democracia del Gobierno central. Yo les diría, primero, que lo de ellos sí que es falta de democracia; es un intento de golpe de Estado, pues quieren imponer su idea sin tener en cuenta que la mayoría de los catalanes no están con ellos. Esto lo demuestra el número de votos de las últimas elecciones, (no el número de diputados). Y, segundo, haciendo uso del seny catalán, del que es ejemplo el señor Duran Lleida, aplicar aquello de “rectificar es de sabios”. No hacerlo conduce a un conflicto, provocado por ellos y solo ellos, que se obstinan en no pararlo y del que no sabemos qué consecuencias tendrá.— José Luis Luria Gros. Sant Feliu de Llobregat (Barcelona).

 

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.