Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los muertos de tráfico empezaron a aumentar en 2014, no en 2016

La impresión de que el año pasado hubo un cambio de tendencia es errónea, según las propias cifras de la Dirección General de Tráfico

Un muerto y dieciséis heridos en el accidente de tráfico en la localidad cordobesa de Palma del Río en la carretera A-453.
Un muerto y dieciséis heridos en el accidente de tráfico en la localidad cordobesa de Palma del Río en la carretera A-453. EFE

El ministro del Interior, Ignacio Zoido, presentó la semana pasada una batería de 15 medidas urgentes para reducir la siniestralidad vial, apenas un mes después de que el director general de Tráfico, Gregorio Serrano, insinuara que 2016 había terminado con 13 años consecutivos de descenso de fallecidos. "Hay que revisar y adaptar la estrategia de seguridad vial y crear un plan de choque que nos pemita volver a la tendencia de disminución de accidentes que veníamos observando en los últimos años", dijo Serrano en la rueda de prensa sobre el balance de seguridad vial de 2016. Sin embargo, las medidas urgentes llegan con dos años de retraso. La tendencia de la que hablaba Serrano se había roto mucho antes: el número de personas muertas por accidente de tráfico en España comenzó a aumentar en 2014, con 1.688 víctimas mortales, ocho más que en 2013, y continuó en 2015. Todo depende de la lectura de las cifras.

Según el Anuario Estadístico de Accidentes de 2014, que se puede consultar en la página web de la Dirección General de Tráfico (DGT), aquel año murieron en las vías españolas 1.688 personas, ocho más que en el año anterior (0,48% más). Esta subida se debió, en concreto, a que 17 personas más fallecieron en carreteras interurbanas, puesto que las urbanas registraron un descenso de nueve víctimas mortales (441 en 2014 frente a 450 en 2013). En 2015, el balance final fue de 1.689 vidas perdidas en un siniestro vial, es decir, una más. También en esta ocasión, el incremento se registró en carretera.

Pero las cifras tienen distintas lecturas. Tal y como informó este diario, es cierto que si nos circunscribimos a uno de los balances de la DGT, en 2016, por primera vez desde 2004, se incrementó el número de fallecidos en carretera con 29 víctimas mortales más que en 2015. Pero este balance, que Tráfico ofrece en los primeros días del año, contempla el número de personas que perdieron la vida en una vía interurbana y en el momento del accidente o en las 24 horas posteriores. No incluye, sin embargo, los fallecidos en siniestros de tráfico en ciudad ni los muertos en carreteras 30 días después del accidente –Tráfico considera que un fallecido es “toda persona que, como consecuencia del accidente, fallezca en el acto o dentro de los 30 días siguientes”-.

La razón es simple: la DGT requiere de tiempo para recopilar toda esta información. Para ello, necesita la colaboración de las autoridades locales, responsables de la seguridad vial en las ciudades, y debe contrastar sus propios datos con el Registro de Defunciones del Instituto Nacional de Estadística (INE), una metodología utilizada desde 2011 para calcular el número de personas que perdieron la vida en los 30 días posteriores a haber sufrido un accidente de tráfico. Una vez concluido este proceso, la institución publica el Anuario Estadístico de Accidentes, que incluye las cifras consolidadas de víctimas por accidente de tráfico, tanto en ciudad como en carretera, y en los 30 días posteriores al siniestro. Y de acuerdo con esta publicación, los muertos de tráfico comenzaron a aumentar en 2014.

Cifras a 24 horas

Tráfico e Interior han asegurado en varias ocasiones que en 2016 aumentaron, después de 13 años de descenso, el número de víctimas mortales en accidente de tráfico. En todas las ocasiones especificaron que los datos eran los fallecidos muertos en el accidente o en las 24 horas posteriores pero obviaron mencionar las cifras consolidadas con las víctimas mortales en los 30 días posteriores al siniestro:

Presentación del balance de seguridad vial de 2015: La nota de prensa que Tráfico envió el 4 de enero de 2016  se tituló "Nuevo mínimo histórico en el número de víctimas mortales por accidente desde 1960".

Presentación del balance de seguridad vial de 2016: el director de la DGT, Gregorio Serrano, aseguró: "Hay que revisar y adaptar, tras una primera evaluación, la estrategia de seguridad vial y crear un plan de choque que nos pemita volver a la tendencia de disminución de accidentes que veníamos observando en los últimos años".

Juan Ignacio Zoido, en la Comisión de Seguridad Vial del Congreso del pasado 31 de enero, aseguró que el aumento de un 4,3% de víctimas mortales en carretera en 2016: "supone un ligero aumento rompiéndose de esta forma la tendencia de los últimos 13 años de descenso del número de víctimas mortales".

La Dirección General de Tráfico no ha mentido pero Interior ha omitido información. De hecho, la nota de prensa que Tráfico envió el 4 de enero de 2016, sobre el balance de 2015, se titulaba: "Nuevo mínimo histórico en el número de víctimas mortales por accidente desde 1960". Aunque el texto especifica que los datos solo hacen referencia a los muertos en las 24 horas posteriores al accidente, Interior ya conocía el balance consolidado de 2014, que registró un aumento de 17 muertos en carretera con respecto a 2013. Pero en la nota de prensa se lee: "Con estos datos, la accidentalidad en carretera desciende por duodécimo año consecutivo". Una verdad a medias: desciende si se comparan los datos a 24 horas, pero aumenta si comparan los datos a 30 días.

En la Comisión de Seguridad Vial, celebrada la semana pasada, Zoido aseguró que las cifras de siniestralidad vial de 2016 rompían "la tendencia de los últimos 13 años de descenso del número de víctimas mortales". Si bien después apuntilló que los "datos son provisionales" y que "solo hacen referencia a los accidentes mortales ocurridos en las vías interurbanas y a los fallecimientos producidos en las 24 horas posteriores al accidente", no recordó que, de acuerdo con estos datos, los muertos por accidente en carretera rompieron la tendencia a la baja en 2014.