Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lo más visto de 2016: ¿qué nos mueve a pinchar?

Del atentado de Bruselas al gesto de Alejandro Sanz contra la violencia machista

Montaje de algunos de los vídeos más vistos en la web de EL PAÍS.

¿Qué nos mueve a pinchar? A saber. No vamos a encontrar aquí El Dorado digital. Sin embargo, las listas de lo más visto del año sí que proporcionan una cierta mirada sobre la voracidad de “el usuario único”, antes conocido como “el lector”.

Como usuarios nos gustan los imprevistos, noticias puras y duras. Los atentados, los terremotos, las muertes célebres, las elecciones en las que la realidad se empeña en trolear a los sondeos.

En los diez primeros puestos del año hay tres atentados. Bruselas, Niza, Orlando... El yihadismo en el corazón de Occidente nos conmociona. Pero además, estas noticias nos enganchan porque evolucionan. El goteo informativo mantiene estas informaciones vivas durante días con los datos que se van filtrando, con el terrible baile del número de muertos.

Aeropuerto de Bruselas tras el atentado de marzo.
Aeropuerto de Bruselas tras el atentado de marzo. AP

Ocurre lo mismo con los terremotos (hay dos sismos en los primeros 30 puestos) y con las elecciones (las españolas del 26-J y las estadounidenses se cuelan entre los 10 primeros puestos). Son informaciones mutantes, que cambian de titular a medida que se van confirmando datos.

Un clásico de las noticias más populares del año son los finados famosos. Las redes sociales mueven los obituarios hasta lo más visto, igual que en la vida real lo primero que preguntamos al llegar a la oficina es "¿Te has enterado que ha muerto Bowie?". Además está el postureo póstumo, ¿el postumeo?, que convierte a los artistas fallecidos en nuestros favoritos.

2016 ha sido un año terrible para la música. Empezamos perdiendo a Bowie a principios de enero; a finales de año su obituario sigue entre las primeras 15 noticias. Prince le sigue en el puesto 16, aunque, fuera de los primeros puestos de lo más visto, también apagaron sus voces músicos como Leonard Cohen o Manolo Tena.

Mural en homenaje a David Bowie en Brixton, Londres (Reino Unido).
Mural en homenaje a David Bowie en Brixton, Londres (Reino Unido). REUTERS

Víctor Barrio, el primer torero muerto en la Plaza desde 1992, aparece en el puesto 19. Su obituario contenía fotos y el vídeo de la terrible cornada y arrastró una agria polémica entre taurinos y antitaurinos.

El fallecimiento que más interés despertó fue la muerte en un hotel de Madrid de la exalcaldesa de Valencia Rita Barberá. La senadora falleció de un infarto. Dos meses antes había sido invitada a salir del PP, partido en el que había militado toda su vida, por acusaciones de blanqueo de capitales.

El gran ausente entre los finados es sin duda Fidel Castro. Entre las 50 noticias más vistas del año, ninguna se refiere al líder revolucionario. En el décimo puesto, sí que hay una, sin embargo, que resultó ser la noticia zombie del año: “Fallece a los 83 años Paul Newman”. En realidad lo hizo en 2008, hoy tendría 91 y estaría igual de guapo. Cada tanto vuelve de entre los muertos un Lázaro informativo, que suele resucitar en Facebook, al ser compartido una y otra vez sin que nadie se detenga a mirar la fecha de la noticia original. Este año también volvieron a morir Miliki y Audrey Hepburn, cuyos obituarios se colaron en las listas de lo más visto de Facebook.

Nuestro horario raro, raro. pulsa en la foto
Nuestro horario raro, raro.

Después de las imprevisibles tragedias, las elecciones y los muertos célebres, nos interesa la cotidianidad. El día a día, lo mundano, el trapillo con el que se teje la vida. Los horarios tan raros que tenemos en España, el calendario de los festivos, cómo hacerte el mejor café de cafetera en casa… Y si uno es brasileño, el PEC 241. ¿No sabe lo que es? Tampoco lo tenían muy claro los usuarios brasileños que pincharon como locos en la pieza que explicaba esta enmienda constitucional para limitar el crecimiento del gasto público. Su aparición en lo más visto demuestra el creciente peso en Brasil de elpais.com pero también el éxito de un titular de esos que les gustan al algoritmo de Google: “Entienda qué es el PEC 241 y cómo puede afectar su vida”. Claro, útil y al grano.

A finales de año se coló en el número 20 (y subiendo) el reportaje de investigación La falsa cura de Nadia, la niña que conmovió a media España, periodismo de toda la vida contra balones mediáticos de consumo y sentimentalismo fácil pero escaso oficio. En una historia, lo primero, siempre, comprobar que sea verdad.

También hay espacio entre lo más visto para el glamour de los Oscar, y para el gesto viral de Alejandro Sanz ante un maltratador. El músico detuvo un concierto en México para cantarle las cuarenta a un tipo que estaba agrediendo a una mujer entre el público. Todo quedó grabado. La estrella se bajó del escenario y ascendió al Trending Topic.

Alejandro Sanz increpa a un hombre del público por agredir a una mujer.

Alejandro está tanto en lo más visto de Elpais.com, como en lo más compartido de Facebook y Twitter de EL PAÍS, como entre los vídeos más vistos del la plataforma. Pero las tres categorías tienen sus diferencias y sus propias estrellas.

En los 50 vídeos más vistos abundan las producciones propias de EL PAÍS VÍDEO como la cobertura en Washington de las elecciones en Estados Unidos o el directo de la convocatoria en España del 26J. Y por supuesto, las piezas audiovisuales de El Comidista en las que Mikel Iturriaga y su tropa de gourmets catan yogures o gazpachos de bote o explican cómo hacer café o freír patatas para alcanzar el "éxtasis patatófilo". También se cuelan en la lista las informaciones sobre vídeos virales, como el falso 'puenting', la broma de moda para las despedidas de solteros que consiste en taparle los ojos a la víctima y hacerle creer que va a saltar al vacío, o el tiro de Vinny Forte, un estudiante estadounidense que libró a su clase de un examen encestando una bola de papel en una papelera a más de 20 metros.

En Twitter reina en el número 1 una pieza de Verne sobre Marina Joyce, videobloguera británica de moda y belleza. Tiene 19 años y más de dos millones de suscriptores en You Tube. Tras un par de vídeos en los que salía rara, sus fans entraron en pánico pensando que estaba sufriendo maltrato o que había sido secuestrada por el ISIS. El ISIS, sí. Las hordas no cejaron en su conspiranoia hasta que la policía fue a casa de la joven youtuber para asegurarse de que se encontraba bien.

Pero no todo Internet son youtubers y fans histéricos. Nada más lejos del falso rapto de Marina Joyce que la entrevista de Babelia al sociólogo nonagenario polaco Zygmunt Bauman. También llegó a lo más visto en Facebook y Twitter. Y eso que se titulaba: “Las redes sociales son una trampa”. Entonces, ¿qué nos mueve a pinchar?

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >