Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las cabinas rojas vuelven a Londres, pero actualizadas

Una empresa neoyorquina transforma los famosos teléfonos en minioficinas con impresora e Internet

Una cabina de teléfono de Londres, junto al Big Ben.

Las cabinas de teléfono son historia. El teléfono móvil e Internet acabaron con ellas. Para Reino Unido, sin embargo, son algo más que un teléfono instalado en la calle, son un símbolo. Muchos conocen las cabinas rojas de Londres, y por ello, la empresa neoyorquina Bar Works ha decidido conservarlas con una importante actualización: ahora son pequeñas oficinas con impresora, teléfono, Wi-Fi y conexiones USB. Por 30 euros al mes los usuarios podrán disponer de este servicio en las más de 300 cabinas que se pretenden instalar este año en Londres. Estos Pod Works son pequeños espacios donde la gente puede aislarse y trabajar. "¿Por qué alguien iba a sentarse en una cafetería cuando nuestros Pods le permiten centrarse de verdad en su trabajo?", ha cuestionado Jonathan Black, director ejecutivo de la compañía.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >