Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El EGO de Cibeles se sofistica

Elena Rial fue la ganadora de la mejor colección Samsung EGO premio Mercedes Benz Fashion Talent

Un modelo luce una de las creaciones de la diseñadora Elena Rial.
Un modelo luce una de las creaciones de la diseñadora Elena Rial. EFE

Tras cuatro días dedicados a diseñadores consagrados, por fin llegó el turno de los jóvenes talentos. El Samsung EGO, que cumplió una década en la edición del pasado febrero de la Mercedes Benz Fashion Week Madrid, ha vuelto más sofisticado y elegante. Sobre la pasarela han desfilado las propuestas de 10 diseñadores —y una invitada internacional, la ucraniana Anna K— que contemplan la moda de forma contemporánea: en su mayoría veinteañeros que tienen la vista puesta en el futuro.

Abrahamsson, vencedora de los 10.000 euros del premio Samsung Ego Innovation Project otorgado hace unos días, inauguró la jornada de este martes con su desfile tecnológico. “Desde el principio supe que iba a ganar”, aseguró la diseñadora Paty Abrahamsson, quien ha basado su proyecto en un holograma de la modelo Aaliyah Rosales, su musa. En dos grandes cubos fueron apareciendo avatares con los 10 looks que desfilaron al mismo tiempo, formados por el patrón de una camisa que, durante una performance previa a Cibeles, consiguieron que al combinarla surgieran hasta 300 prendas distintas.

Una modelo luce una de las creaciones de la firma Abrahamsson.
Una modelo luce una de las creaciones de la firma Abrahamsson. EFE

Para la mayoría de firmas ha sido su primera vez en el EGO, pero a otros, como 44 Studio, ya se les considera veteranos entre los novatos. Franx de Cristal y Xavi García cumplen su tercer año y, como marcan las normas de la organización, este será el último. “Las colecciones deben empezar a ser más atemporales. Tenemos que ser conscientes de que el clima está cambiando y adaptarnos a ello”, explicó García sacando a relucir el tema latente de la MBFWM. “No tiene sentido que alguien se compre un abrigo en agosto, cuando todavía hace calor. Nosotros venderemos esta colección en noviembre, porque es cuando se la podrán poner”.

Propuesta de Elena Rial, en la pasarela de jóvenes talentos de la moda EGO. ampliar foto
Propuesta de Elena Rial, en la pasarela de jóvenes talentos de la moda EGO. EFE

Si hasta ahora el EGO podía ser sinónimo de rarezas de la moda y huida de convencionalismos, Elena Rial, Mario Coello, Nouman y Habey han apostado por devolver el sentido al prêt-à-porter con unos trabajos que, aunque muy diferentes entre ellos, compartían las referencias al imaginario colectivo y el tacto por la costura. La primera encontró la inspiración en una vetusta Biblia Amish: “Quería hablar del Rumspringa, cuando los adolescentes amish pueden explorar la ciudad”, relató. Con un delicado tacto por la tradición, la gallega - ganadora de la mejor colección Samsung EGO premio Mercedes Benz Fashion Talent- ha trabajado bordados y estampados —su seña de identidad— sobre tejidos livianos que representan los atuendos amish, pero creando un estilo que no pertenece a ninguna parte. Coello, que formó parte de los equipos de Elie Saab, Valentino y Giambattista Valli, dejó que esta influencia se viera reflejada en prendas que emulaban la transformación de Dafne. “He querido romper la barrera entre tejido y figura humana”, manifestó.

La familia como inspiración

El apoyo del entorno es, en la mayoría de los casos, fundamental para estos talentos. Y en ellos han basado su línea Sol Ferrándiz y Euphemio Fernández. La murciana rindió tributo a su familia y sus orígenes artesanales con una colección basada en líneas rectas y cortes geométricos. En pocas semanas comienza a trabajar como diseñadora para Stradivarius en Barcelona. “Me gustaría en un futuro tener mi propia tienda. Pero de momento me toca aprender”, reconoció. A raíz de un poema de su abuelo sobre la muerte, Fernández apoyó su propuesta en el fin de la vida, explorando tejidos como el látex y encerados con parafina que pretendían simular un embalsamado, detalló.

Una de las creaciones de Euphemio Fernández, propuesta que el diseñador apoyó en un poema de su abuelo. ampliar foto
Una de las creaciones de Euphemio Fernández, propuesta que el diseñador apoyó en un poema de su abuelo. EFE

Un travesti y la cantante Vinila Von Bismark fueron las invitadas para abrir los desfiles de Albec Bunsen y Xevi Fernández, respectivamente. “Stop phobia” fue la pancarta que enarbolaron los modelos de Bunsen, un diseñador streetwear que habló con prendas grises y rosas sobre la revolución. Xevi, por su parte, quiso plasmar errores gráficos de los videojuegos utilizando látex, neopreno, punto y napa en tonos pastel con los que pretende dar una continuidad a su anterior colección.