Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ni está ni se la espera

Por los ERE (que no superan los 800 millones de euros) han dimitido ya sus responsables, que si bien no se han enriquecido según parece, su incompetencia y responsabilidad política ya está pagada.En cuanto a la familia Pujol y el Partido Popular, ambos imputados y definidos por las investigaciones policiales como “banda criminal”, todavía les están coleando y superan por goleada los miles de millones en todos sus casos. Y ahora empieza la catarata de juicios sobre todo ello. ¿No es de suponer ya el hartazgo de los ciudadanos? Pero resulta que la señora Barberá deja el partido, pero no dimite del Senado. Y no sabemos si habrá o no nuevas elecciones. La tomadura de pelo ya es desoladora, al país, a las instituciones, a los partidos políticos y a todos los votantes.

Solo por la dignidad de todos los ciudadanos, debería resolverse de una manera u otra esta situación. Pero parece que con la clase política la dignidad, ni está ni se la espera.— Agustín García Arrabal. Málaga.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.