Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El zoo de Gaza, Israel, la ONU y las secuelas de la guerra

Naciones Unidas alerta del deterioro de la vida cotidiana a los dos años del fin del conflicto

Miembros de la ONG internacional Four Paws rescataron a los 15 animales que quedaban vivos en el zoo de Jan Yunis.
Miembros de la ONG internacional Four Paws rescataron a los 15 animales que quedaban vivos en el zoo de Jan Yunis. EFE

Las imágenes de la evacuación por la frontera israelí de los últimos animales del zoo de Jan Yunis, en el sur de la franja de Gaza, dieron la vuelta al mundo la semana pasada. Un tigre, cinco monos, dos gacelas, dos tortugas, dos avestruces, un cisne y un puercoespín en peligro de muerte por inanición fueron trasladados a parques zoológicos en Tel Aviv y la vecina Jordania —incluso a una reserva de Sudáfrica, en el caso del felino— a través de la aduana de Erez. Este es también el único de los dos pasos existentes para los 1,8 millones de habitantes del enclave palestino controlado por Hamás. El otro, Rafah, solo fue abierto por Egipto durante 21 días en 2015. Como los animales del zoo, los gazatíes solo pueden salir si cuentan con una autorización especial.

La Operación Safari —así denominada por las autoridades del Ministerio de Agricultura israelí, dirigido por el ultranacionalista judío Uri Ariel— ha coincidido con el segundo aniversario del final de la guerra de 2014 en Gaza, en la que murieron más de 2.200 palestinos (dos tercios de ellos civiles) y 73 israelíes (de los que 66 eran soldados). Las agencias de la ONU con presencia en la Franja han aprovechado para reclamar a la comunidad internacional que cumpla sus promesas.

La ayuda de 3.500 millones de dólares ofrecida por los países donantes tras el alto el fuego solo ha sido desembolsada en un 40%. De manera que la mitad de las casas dañadas y dos tercios de las que quedaron arrasadas por los bombardeos no han sido aún rehabilitadas o reconstruidas. “La población ha atravesado tres conflictos consecutivos [2009, 2012 y 2014] y nueve años de bloqueo israelí que, junto a las consecuencias de las divisiones internas palestinas, han afectado a todos los aspectos de su vida cotidiana”, ha advertido Robert Piper, coordinador de Actividades Humanitarias de la ONU en Territorio Palestino Ocupado. “Si queremos evitar la desesperación y una nueva escalada de la violencia [en Gaza], todas las partes deben reunirse para trazar una vía clara hacia una paz justa y definitiva. Esto incluye el levantamiento del bloqueo”, puntualiza.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.