Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sophie Auster: "He tenido novios muy locos"

La hija del escritor Paul Auster se dedica a la música y escribe canciones donde saca los colores a los hombres

Sophie Auster posa para ICON en la sala madrileña El Sótano antes de su concierto.
Sophie Auster posa para ICON en la sala madrileña El Sótano antes de su concierto.

El año que nació Sophie Auster (Nueva York, 1987) su padre, Paul Auster, que ya estaba en la cima de su éxito, publicaba la inquietante novela El país de las últimas cosas. Hija única, Sophie se crió entre ficciones, ensayos y la poesía de su madre, Siri Hustvedt. En su adolescencia aprendió a tocar la guitarra y, aunque ha estudiado interpretación y participado en 11 películas (indies, por supuesto), dice que es fundamentalmente “escritora de canciones”.

Auster visitó España para presentar su tercer disco, Dogs and men, formado por canciones en las que, asegura, ha tratado de hablar de amor “sin caer en la cursilería”. En Madrid, el escotado mono que vistió en el concierto (en el que hubo tiempo hasta para versionar Breakfast in bed, de Dusty Springfield) le jugó una mala pasada y dejó al aire uno de sus pechos; una anécdota que resolvió tapándose rápidamente mientras reía. El público aplaudió. De una Auster Hustvedt se espera que resuelva tramas de forma natural, rápida y limpia.

¿Cómo ha cambiado su vida desde que grabó su primer disco, con 18 años? Entonces no tenía novio [risas]. Comencé a viajar, salí de Estados Unidos, tuve parejas, rupturas, fui a la universidad… Pero en el último año creo que he experimentado un cambio más profundo. Mis pensamientos son más precisos, sé lo que quiero. ¡Me siento bien siendo mujer!

En su disco pone en el mismo lugar a perros y hombres. ¿Lo ve así? Hace años pasé un periodo duro a causa de una ruptura. Fue mi primera relación seria. Estaba destrozada. Me levantaba llorando, sentía que había tocado fondo. Es interesante dejar que pase el tiempo y ver las cosas con perspectiva. Aquella ruptura me convirtió en una persona capaz de amar a lo grande después de haber superado el trago.

He experimentado la misoginia y un comportamiento de mierda hacia mí. Y he tenido que defenderme

Desde esa perspectiva, ¿cree que hay muchas diferencias entre hombres y mujeres? Veo más similitudes que diferencias, la verdad. Hay gente loca o mala en ambos géneros. He tenido novios muy locos [risas] y lo que sí creo es que los locos de ambos bandos deberían estar juntos. ¡Y tener hijos locos! Si algo no funciona, mejor no empeñarse en seguir y dejarlo.

¿Música, cine o moda? La música tiene toda mi atención. Lo primero que soy es escritora de canciones y, ocasionalmente, también actúo. Cuando se me han presentado oportunidades las he intentando aprovechar. No he tratado de analizar mucho lo que hacía, sólo me he dejado llevar.

¿Le preocupa que no la tomen en serio? Por supuesto. Puedes ir a uno de mis conciertos y que no te guste, pero creo que nadie puede decir que no soy seria en mi trabajo. El punto de vista de cada persona es algo que hasta me parece divertido. Me gusta conocer la opinión que la gente tiene de mí, de lo que hago, cómo canto, lo que escribo…

Algunos opinan que es una it girl [chicas modernas, iconos de estilo influyentes] Si les preguntas a mis amigos creo que ellos me etiquetarían como una gran idiota [suelta una gran carcajada]. Creo que es mejor que me llamen it girl a que se metan con mi nariz o con mi ropa.

¿Sus padres le han dado algún consejo para encajar la fama y afrontar las críticas? Claro. Que no tengo que responder a las preguntas si no quiero, que no me sienta presionada… Cuando uno es joven tiene dudas y suele importarle lo que dice la gente.

¿Cómo ve el papel de la mujer en la música? Cuando grabamos en el estudio los técnicos me miraban como si no hubieran visto una mujer en su vida. Puede que hasta ese día sólo hubieran ido hombres a grabar allí [risas]. Sí que he experimentado la misoginia y un comportamiento de mierda hacia mí. He tenido que defenderme. Creo que muchas chicas en sus oficinas tienen esos problemas. Lo que una tiene que hacer es defenderse, decir lo que piensa y no sentirse idiota por hacerlo.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información