Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mal uso del género

La Academia de la Lengua se ha pronunciado en alguna ocasión contra esta absurda moda de desdoblar el género cuando uno de ellos representa globalmente a los dos sexos. Esto es un tema de corrección lingüística y de economía del lenguaje; si lo llevas a su máxima expresión caes en el absurdo. Se exceptúan de esta norma general las expresiones de común aceptación, como, por ejemplo, el tradicional “señores y señoras”.

El mayor problema está viniendo de muchos de nuestros políticos que, en lugar de dar un ejemplo didáctico, abundan en esta utilización indebida (ciudadanos y ciudadanas, compañeros y compañeras) de este modismo. No se entiende muy bien el motivo, si es un falso complejo de machismo o se trata de una carencia cultural.— Bernardo Asensio Colino. Madrid.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.