Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los pequeños Windsor se van de gira

Los duques de Cambridge realizarán un viaje oficial a Canadá acompañados por primera vez de sus dos hijos para refozar el apoyo a la monarquía del país

Los duques de Cambridge, con sus hijos, Jorge y Carlota, en la última foto oficial de la familia difundida por el palacio de Kensington.
Los duques de Cambridge, con sus hijos, Jorge y Carlota, en la última foto oficial de la familia difundida por el palacio de Kensington.

Ni siquiera se han estrenado todavía en el parvulario, pero los pequeños Jorge y Carlota, los hijos de los duques de Cambridge, van a convertirse en los grandes protagonistas de una visita real a Canadá el próximo mes septiembre. Los principitos, de 3 y 1 año, respectivamente, acompañarán a sus padres en la anunciada gira oficial y en familia que persigue reforzar el apoyo a la monarquía en uno de los países de la Commonwealth más divididos sobre esa cuestión.

Para Carlota será la primera vez que participe en un viaje oficial al extranjero, Jorge ya tuvo su papel protagonista en el viaje que Guillermo y Catalina de Inglaterra realizaron hace dos años a Australia y Nueva Zelanda. Entonces tenía solo ocho meses y su presencia cautivó a los ciudadanos de las Antípodas, hasta el punto de que los sondeos revelaron un repunte del sentimiento monárquico de los australianos. Fuentes de palacio han admitido al Times que la próxima gira por Canadá apunta a las mismas intenciones.

El público canadiense que recibirá a la familia al completo respalda mayoritariamente (64%) a Isabel II como su monarca, en calidad de jefa de Estado simbólica de los países de la Commonwealth. Pero menos de la mitad (46%) desea ver a las futuras generaciones reales en ese papel. Es decir, acepta el estado de las cosas solo en vida de la actual monarca. Canadá es uno de los países de la mancomunidad de naciones más importante para los Windsor, como demuestra que haya sido el más visitado por la reina (en 22 ocasiones), aunque la soberana no pise el territorio quebequés desde que en 1962 fue abucheada por los manifestantes republicanos.

Los duques de Cambridge eligieron este país para una de sus primeras visitas oficiales al extranjero después de casarse. Cinco años después, han decidido retornar al país con sus dos retoños para una gira que incluirá visitas a la Columbia Británica y al Yukon, además de una entrevista con el nuevo primer ministro, Justin Trudeau. Los pequeños príncipes, por supuesto, no tienen agenda oficial, aunque las comparecencias públicas junto a sus progenitores serán las más perseguidas por los fotógrafos.

Así ocurrió con Jorge en 2014, cuando el príncipe fue retratado hasta la saciedad mientras jugaba con otros niños en un parque infantil de Wellington (Nueva Zelanda) o al visitar con sus padres el zoológico de Sídney (Australia). La prensa británica subrayó entonces que el pequeño Windsor se había revelado como el mejor “antídoto” contra el pujante movimiento republicano en aquellas tierras.

Guillermo de Inglaterra y Kate Middleton, con su hijo Jorge, durante su visita al zoo de Sídney, en julio de 2014. ampliar foto
Guillermo de Inglaterra y Kate Middleton, con su hijo Jorge, durante su visita al zoo de Sídney, en julio de 2014.

Ni Jorge ni Carlota acompañaron a los duques de Cambridge durante su visita a India y Bután de principios de año. Catalina confesó entonces que había echado muchísimo de menos a sus hijos y que le costaba separarse de ellos. La decisión de enrrolarlos en la gira canadiense, sin embargo, no responde tanto a los anhelos de una madre como a las puras razones de Estado.

Más información