Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mirada única de Peter Lindbergh viaja a Rotterdam

Una exposición recogerá más de 220 instantáneas, algunas inéditas, del fotógrafo de las supermodelos que también revolucionó la industria de la moda

El fotógrafo Peter Lindbergh, en Londres, en mayo de 2016.
El fotógrafo Peter Lindbergh, en Londres, en mayo de 2016.

Claudia Schiffer, Cindy Crawford, Naomi Campbell, Eva Herzigova, Helena Christensen y Linda Evangelista forman parte del elenco de las modelos preferidas de Peter Lindbergh (Lissa, Alemania, 1944). El fotógrafo de moda, al igual que ellas, revolucionó la industria de la moda durante los ochenta y noventa y pasará a la historia por ser uno de los artistas contemporáneos más influyentes. Tienen más cosas en común: ellas sonreían y apostaban por la naturalidad encima de las pasarelas; él creyó en la fotografía en bruto, sin retoques. Algo tan denostado hoy.

Una colección de más de 220 instantáneas de Lindbergh, algunas inéditas, está lista para exponerse a partir de septiembre en el museo de arte Kunsthal de RotterdamLa muestra incluirá notas personales, guiones gráficos, polaroids, películas y copias de fotos, con las que el Kuntshal busca "dar una perspectiva única sobre la vida y el trabajo de Lindbergh".

Lindbergh ha sido el favorito no solo entre las supermodelos sino también entre cantantes, actores y otras personalidades del star system, como George Michael, a quien inspiró para el videoclip de su tema Freedom! '90. El pasado mayo, el alemán afirmó en la revista Art Forum que su particular estilo estaba basado en una idea: la realidad. "Un fotógrafo de moda debe contribuir a definir la imagen de las mujeres y hombres contemporáneos, y reflejar cierta realidad humana y social", dijo. 

Cindy Crawford, Tatjana Patitz, Helena Christensen, Linda Evangelista, Claudia Schiffer, Naomi Campbell, Karen Mulder y Stephanie Seymour, en Brooklyn, en 1991.
Cindy Crawford, Tatjana Patitz, Helena Christensen, Linda Evangelista, Claudia Schiffer, Naomi Campbell, Karen Mulder y Stephanie Seymour, en Brooklyn, en 1991.

La directora del Kunsthal, Emily Ansenk, se ha referido en un comunicado a las jóvenes generaciones "inundadas de imágenes vía Instagram, Facebook y otras redes sociales" para justificar la importancia de que el museo de arte exhiba esta colección: "El trabajo genuino apela a la imaginación y con frecuencia tiene mucho más impacto visual que las pequeñas imágenes en un teléfono inteligente o en una revista", afirma. La exhibición, que estará dividida en nueve secciones y se llamará Una visión diferente de la fotografía de moda, para Ansenk no es solo una historia sobre la moda, sino también una nueva visión sobre la sociedad. "El trabajo con Lindbergh ha sido genial. Ha sido muy generoso compartiendo sus ideas y experiencias con nosotros".