Harrison Ford pudo haber muerto en el rodaje de Star Wars

La productora de la película admite ante un tribunal su responsabilidad por el accidente que dañó la pierna del actor

Harrison Ford, en el estreno europeo de la última entrega de la saga Star Wars.
Harrison Ford, en el estreno europeo de la última entrega de la saga Star Wars.PAUL HACKETT (REUTERS)

Harrison Ford podría haber muerto durante el rodaje de la última entrega de La Guerra de las Galaxias. El actor sufrió la rotura de su pierna izquierda al caerle encima la puerta hidráulica de metal de la famosa nave Halcón Milenario, pero según se ha escuchado este martes en un tribunal británico las consecuencias del accidente podrían haber sido mucho mayores.

La productora británica Foodles Production, responsable de la filmación hace dos años en los estudios Pinewood de Londres de Star Wars: El despertar de la fuerza, ha admitido fallos en los sistemas de seguridad y por tanto ha admitido su responsabilidad en el accidente que dañó la pierna del actor, que entonces tenía 71 años, y que le llevó a ser ingresado en un hospital. El regulador de seguridad laboral británico, Health and Safety Executive (HSE), llevó a juicio a Foodles Production, filial de Disney, y presentó cuatro cargos relacionados con ese accidente (dos infracciones de seguridad y dos de salud). El Tribunal de la Corona de Aylesbury dará a conocer su sentencia el próximo 22 de agosto.

Harrison Ford, en un fotograma del Episodio 7 de 'La Guerra de las Galaxias'.
Harrison Ford, en un fotograma del Episodio 7 de 'La Guerra de las Galaxias'.cordon press

Durante el juicio, la acusación ha segurado que el fallo en el funcionamiento de la puerta hidráulica podría haber provocado "una muerte", pues su impacto sobre una persona es similar, dijo, al de un "coche pequeño". "Podría haber matado a alguien. No sucedió así porque se activó un mecanismo de parada de emergencia", destacó el fiscal Andrew Marshall, que, no obstante, recordó que el accidente "podía haberse evitado". Tras el accidente, ocurrido el 12 de junio de 2014, Harrison Ford, que después de treinta años regresaba al papel Han Solo con el que saltó a la fama a nivel mundial, tuvo que ser trasladado en helicóptero a un hospital de Oxford, donde fue intervenido.

Una operación que le alejó una temporada del rodaje, que pudo finalmente completar. El director de la cinta, J.J. Abrams, dijo en una ocasión lo afectado que se había quedado todo el reparto tras el incidente, pero que a su regreso Ford estaba “mejor y más fuerte que nunca”.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS