Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Graham, el hombre inmune a accidentes de tráfico

Una escultura conciencia a los conductores australianos sobre la fragilidad del cuerpo humano al volante

Graham sobreviviría a un choque a gran velocidad.

Se llama Graham y, pese a ser inanimado, tiene una importante lección vital. Su aspecto es el que debería tener un hombre con grandes posibilidades de sobrevivir a un accidente de tráfico. Su cabeza es más ancha (una especie de casco natural), sus costillas ultrarresistentes, no tiene cuello para no poder partirse la médula cervical… En definitiva, un cuerpo capaz de salir ileso de un choque a gran velocidad. La escultura -realizada con fibra de vidrio, silicona, resina y pelo humano- es un encargo de las autoridades de seguridad vial del Estado de Victoria (este de Australia) a la artista local Patricia Piccinini. Se exhibe en Melbourne y a partir del 8 de agosto recorrerá otras ciudades de la zona. La idea es que quienes se acercan a Graham no solo se fijen en su aspecto exterior, sino que también vean cómo es por dentro gracias a tecnologías de realidad aumentada. Todo para darse cuenta de lo diferente que es a cualquier humano. Porque Graham tiene un mensaje: “No tienes lo que yo tengo pero, si conduces prudentemente, no lo necesitarás”.