Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una partida de ajedrez dibujada

Fernando Vicente ilustra la segunda parte de las aventuras de Alicia, el icónico personaje de Lewis Carroll

  • El dibujante utiliza una imagen lo más realista posible para mostrar cómo Alicia traspasa el espejo. De la habitación luminosa de su casa llega a otra más oscura que es solo el inicio de su aventura tras el cristal.
    1El dibujante utiliza una imagen lo más realista posible para mostrar cómo Alicia traspasa el espejo. De la habitación luminosa de su casa llega a otra más oscura que es solo el inicio de su aventura tras el cristal.
  • Esta es una de las ilustraciones en las que Fernando Vicente tomó algunas ideas que le dieron sus hijos al leerles 'Alicia a través del espejo'. Toda la historia es una partida de ajedrez, la protagonista avanza más rápida o más lenta según sean sus acompañantes, por tanto, el tablero es un elemento omnipresente en el libro.
    2Esta es una de las ilustraciones en las que Fernando Vicente tomó algunas ideas que le dieron sus hijos al leerles 'Alicia a través del espejo'. Toda la historia es una partida de ajedrez, la protagonista avanza más rápida o más lenta según sean sus acompañantes, por tanto, el tablero es un elemento omnipresente en el libro.
  • Vicente dice que esta imagen es una de las que más está gustando. Él ha querido representar a las gruñonas flores con las que se encuentra Alicia como damas elegantes para lo que se ha inspirado en los diseños de Dior de los años cincuenta y sesenta. El dibujante es un gran amante del mundo de la moda.
    3Vicente dice que esta imagen es una de las que más está gustando. Él ha querido representar a las gruñonas flores con las que se encuentra Alicia como damas elegantes para lo que se ha inspirado en los diseños de Dior de los años cincuenta y sesenta. El dibujante es un gran amante del mundo de la moda.
  • Los seres híbridos que pueblan algunos de los parajes por los que transcurren las aventuras de Alicia tienen nombres híbridos también, formados por palabras unidas. Vicente se ha basado en algunas criaturas de 'El jardín de las delicias', de El Bosco para dibujarlas.
    4Los seres híbridos que pueblan algunos de los parajes por los que transcurren las aventuras de Alicia tienen nombres híbridos también, formados por palabras unidas. Vicente se ha basado en algunas criaturas de 'El jardín de las delicias', de El Bosco para dibujarlas.
  • Si el libro tiene escenas que escapan de la lógica y rozan con el surrealismo, la conversación de Alicia con este caballero es una de ellas. Le explica a la niña que las patas de su caballo son así para evitar las mordeduras de los tiburones, de ahí, que el dibujante añada una mandíbula de tiburón en la esquina del dibujo.
    5Si el libro tiene escenas que escapan de la lógica y rozan con el surrealismo, la conversación de Alicia con este caballero es una de ellas. Le explica a la niña que las patas de su caballo son así para evitar las mordeduras de los tiburones, de ahí, que el dibujante añada una mandíbula de tiburón en la esquina del dibujo.
  • El banquete es la ilustración final del libro, aunque Fernando Vicente echa de menos haberlo terminado con otra en la que se viese a Alicia agitando a su gato, que en el mundo de detrás del espejo era la reina roja.
    6El banquete es la ilustración final del libro, aunque Fernando Vicente echa de menos haberlo terminado con otra en la que se viese a Alicia agitando a su gato, que en el mundo de detrás del espejo era la reina roja.