Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sinéad O’Connor dejó un mensaje antes de desaparecer

La cantante se despidió en Facebook de su hijo Jake Reynolds

La cantante Sinead O'Connor

Sinéad O'Connor descansa protegida tras ser hallada después de varias horas en paradero desconocido. La cantante irlandesa desapareció la mañana del domingo cuando fue a dar un paseo en bicicleta en Wilmette, a las afueras de ciudad de Illinois (Chicago).  El sargento de la policía Michael Robinson dio la voz de alarma después de que se confirmara que la irlandesa no regresó a sus dependencias. La policía tenía razones para pensar que la cantante estaba en "riesgo de cometer un suicidio". Según el portal TMZ, la estrella musical fue clasificada como "suicida desaparecida". Sinead O'Connor escribió mensajes en redes anteriores al sábado que apuntaban a que se dirigía a Carolina del Norte por varias semanas, sin embargo, la cantante ha aparecido en Wilmette.

Sinéad colgó un mensaje en Facebook dirigido a su hijo Jake Reynolds, de 28 años, referente a la batalla por la custodia de su hermano, Shane, de 12 años. "No abandones a tu hermano o a cualquiera de mis hijos de nuevo. Lo que le has hecho a tu hermano y a tu madre es literalmente criminal", escribió la artista.

El entorno de la cantante y la policía barajaron que la idea del suicidio estuviera detrás de esta ausencia, ya que no sería la primera vez. El año pasado fue localizada por los agentes en un hotel de Dublín tras relatar en su muro de Facebook haber ingerido una sobredosis para acabar con su vida. Y este no fue el primer intento. Las autoridades informaron que en 2011 se produjo un hecho similar tras colgar varios mensajes suicidas en Twitter.

Los unidades móviles de televisión frente a la estación de policía de Wilmette, que coordinó la tareas de búsqueda.
Los unidades móviles de televisión frente a la estación de policía de Wilmette, que coordinó la tareas de búsqueda. EFE

La situación de la compositora con respecto a la custodia de sus cuatro hijos y su trastorno bipolar, diagnosticado en 2003, la han introducido en una espiral autodestructiva que preocupa sobremanera a su entorno más cercano. Asimismo, sus últimas declaraciones sobre la muerte de Prince señalando a Arsenio Hall como el camello del fallecido artista le han abierto un frente judicial complicado. El actor y músico demandó hace unos días a la intérprete de Nothing Compares 2 U por difamación, reclamándole una indemnización de no menos de cinco millones de dólares por daños y perjuicios.

Más información