Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El deseo por Marilyn Monroe sigue vivo

Una de las colecciones de objetos más personales de la actriz está previsto que alcancen los cuatro millones de dólares en una subasta

Marilyn Monroe, en una imagen de 1962.

Ha pasado más de medio siglo desde que Hollywood perdiera antes de tiempo a una de sus grandes musas. Pero Marilyn Monroe aún es hoy un filón, sobre todo para las casas de subastas que siguen vendiendo al mejor postor objetos de la fallecida actriz. Una nueva colección de objetos personales de la ambición rubia, que incluyen joyas y cartas escritas a mano por la intérprete de Los caballeros las prefieren rubias (1953) y La tentación vive arriba (1955), saldrá a subasta el próximo mes de noviembre en la casa Julien’s Auctions de Los Ángeles (Estados Unidos).

Se podrá pujar por más de 500 lotes con objetos íntimos de Marilyn, que se espera que alcancen entre los dos y cuatro millones de dólares (de 1,7 a 3,5 millones de euros). Según ha informado la casa de subastas, se trata de pertenencias de la actriz nunca subastadas hasta ahora, muchas de ellas propiedad de Lee Strasberg, quien fuera el mentor de Monroe –y otros muchos actores de la época dorada de la meca del cine como James Dean o Al Pacino-. “Marilyn fue una figura compleja y seductora a lo largo de su vida, y dejó generaciones de admiradores que especulan y debaten sobre su vida”, ha dicho en un comunicado la viuda de Strasberg.

Un pintalabios rojo de Revlon, usado por Marilyn Monroe, que sale a subasta. ampliar foto
Un pintalabios rojo de Revlon, usado por Marilyn Monroe, que sale a subasta. REUTERS

Objetos que permiten conocer un poco mejor a la intérprete, como una carta de seis páginas que escribió a su psiquiatra, el Dr. Ralph Greenson, que la trató hasta su muerte. En ella, habla del tiempo que pasó en un una clínica psiquiátrica tras su divorcio de Arthur Miller. “Me sentí en algún tipo de prisión por un crimen que no había cometido (…) Tendría que estar loca si me hubiera gustado estar ahí”, le escribió.

Muchos de los objetos que salen a la palestra están preservados tal cual los dejó Marilyn, fallecida en 1962, a los 36 años, por una sobredosis. Entre ellos, un pequeño clutch, en el que incluso hay dos monedas de 10 centavos, ocho cigarrillos y un pintalabios rojo Revlon usado, que se espera que llegue hasta los 20.000 dólares (unos 17.500 euros) en la puja. “Es como un túnel del tiempo de vuelta a los años cuarenta, cuando Marilyn empezaba a convertirse en una estrella”, asegura el director de Julien's Auctions. Una caja de joyas propiedad de quien fue su marido, el jugador de béisbol Joe DiMaggio, se espera vender entre los 3.000 y 5.000 dólares.

Reloj de diamantes de Marilyn Monroe que sale a subasta. ampliar foto
Reloj de diamantes de Marilyn Monroe que sale a subasta. REUTERS

Aunque lo más probable es que una de las estrellas sea un reloj de platino y diamantes de Blancpain, que se estima pueda alcanzar en subasta los 120.000 dólares (algo más de 100.000 euros). Tampoco faltan collares y brazaletes de diamantes, los mejores amigos de las mujeres, como ella cantaba. Además, otras curiosidades sobre la vida más íntima de la actriz, desde facturas, recetas, cheques (uno subastado en 2014 alcanzó los 7.000 dólares en subasta) y, por supuesto, ropa, bolsos y otros accesorios. Un trozo de la vida de una actriz que sigue generando fascinación, y que antes de venderse todos los objetos saldrán de gira por Europa, Asia, América Latina y Estados Unidos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >