Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Estrenamos el nuevo videoclip de Chico y Chica

El dúo publica 'Notario', un disco-libro con nuevas versiones de algunas de sus canciones más conocidas. Mira aquí el clip para su reinterpretación de ‘Tú lo que tienes que hacer’

Chico y Chica se toman su tiempo, pero nunca defraudan. El dúo asentado en Bilbao trabaja siempre a su aire y a su ritmo, y no se apresuran para enseñar al mundo sus creaciones. Quizás por eso son uno de los pocos nombres de pop electrónico patrio (aunque esa definición se les quede corta) que han creado todo un culto a su alrededor. También porque nunca puedes estar seguro de con qué te van a sorprender esta vez. En este caso se trata de Notario, un disco libro inspirado en la ciencia ficción (o en su manera de verla, claro) y en el que reinterpretan algunas de sus canciones fetiche en formato a medio camino entre el spoken word, la ficción sonora y el audiolibro. El sello Austrohúngaro lo pone a la venta el 6 de mayo, y en TENTACIONES estrenamos el videoclip que han creado para su clásico Tú lo que tienes que hacer, que puedes ver a continuación, justo antes de que ellos, Alicia San Juan y José Luis Rebollo, nos expliquen de dónde surge su nueva criatura.

Cuando un grupo saca un disco en el que reinterpreta algunas de sus canciones más conocidas se le suele acusar de falta de ideas o de vaguería. ¿Cuál es vuestra excusa?

Alicia: No hemos necesitado ninguna excusa para cantar y recantar nuestro propio repertorio. No necesitamos permisos. Lo bueno de que las canciones sean tuyas es que puedes pasarte la vida cantándolas por todo el mundo sin dar explicaciones.

José Luis: Tenemos la certeza de que habrá personas a las que este álbum despampanante les aportará nuevas ideas y les hará mucha compañía.

¿Cómo surgió la idea de hacer estas versiones de vuestras canciones en formato casi “desnudo”? ¿Por qué os apeteció hacerlo así esta vez?

José Luis: El 9 de mayo de 2014 dimos un concierto en el Mercat de les Flors de Barcelona dentro de un ciclo de artes escénicas alternativas. Andábamos buscando nuevos estímulos, y aquí teníamos un contexto y un espacio que nos invitaba a cantar nuestro repertorio de otra manera, con menos volumen, dando más importancia a la voz, a la interpretación y a la narración.

Alicia: El texto de La sensación de Calisto era una idea a medio escribir, que no sabíamos en qué iba a acabar. Le dimos forma de cuento, le pusimos la música y lo combinamos con algunas de nuestras canciones para ese recital. Nos hizo sentir renovados, como si fuera el comienzo de algo nuevo, con el público en silencio, muy atento. Nada que ver con lo que sucede en el escenario de un club, de un bar o de un festival. Aquel verano nos pusimos a grabar y escribir el resto de las pistas, y a pensar en un formato chulo para presentarlo.

Algunas veces esta cercano al audiolibro, o al spoken-word, algo que emparenta con Cuatro en Alicante. ¿Pensáis que, al final, vuestras canciones son una excusa para contar historias?

José Luis: La mayor parte de las ideas que escribimos no son cantables. A veces hacemos un esfuerzo por adaptarlo y conseguir un estribillo. Otras veces, nos parece más divertido desarrollar la historia sin música. De ahí salen los 4 en Alicante y otros relatos.

Alicia: También nos encantaría sacar adelante una canción con mucha música y poco parlamento. Igual lo intentamos en el futuro.

Notario es un libro-disco, ¿pensáis que el formato de CD ya no tiene mucho sentido, que se ha quedado desfasado?

José Luis: Me sigue pareciendo práctico y asequible. Su valor depende de lo que tengas grabado dentro. Me pasa igual con las fotocopias; tengo fotocopias enmarcadas como si fueran obras de arte y otras las uso para apoyar un tiesto o para reciclar.

Alicia: Las descargas digitales nos hicieron despreciar el CD, dejarlo de lado. Hasta que un día se te bufa el disco duro o el iPod y se te van 2.500 canciones al limbo del horror. En ese momento te vas corriendo a la balda a ver que CDs te quedan vivos.

La ciencia ficción está muy presente en Notario. ¿Qué es lo que os atrae del género? ¿Qué películas o libros os han marcado más en cuanto a ciencia ficción?

Alicia: A mí, la ciencia ficción, ni fu ni fa; a José Luis le vuelve loco. El cuento de Raquel sale de ese desencuentro. Es fruto de esa distancia que hay entre los dos, mitad fanática, mitad escéptica. O mitad exótica, mitad doméstica.

José Luis: Me fijo mucho en el machismo de la ciencia ficción. Nos presentan equipos de trabajo formados por señores y a ellas las ponen de azafatas, como ocurre en 2001. Menudo futuro. Los robots y los extraterrestres, también son machos, excepto si tienen que poner huevos o hacer strip tease. Si le pones a un caballero las bragas de Sandra Bullock en Gravity, o las de Sigourney Weaver en Alien, te darás cuenta de lo quiero decir. Hay pocas excepciones: Contacto de Carl Sagan y Fahrenheit 451 de François Truffaut.

¿En qué o quién os habéis fijado para crear el personaje de Raquel, la sensación de Calisto? ¿En vosotros mismos, en gente de vuestro entorno, en personajes de ficción... ?

Alicia: es un personaje que ha ido saliendo, ha ido cambiando y mostrando nuevas facetas, nuevas destrezas, a medida que la metíamos en situaciones extravagantes. Se puede parecer a otros personajes que hemos escrito, como Irinna de Crisfer, o Marieli de Cuatro en Alicante. Es una mujer segura de sí misma, tranquila y despreocupada, pero con retranca. Aunque, a veces, tiene cosas de insensible como Yannelipper de Puntualísimo.

José Luis: no se parece a mí, ni a nadie que yo conozca. Me impone. Me recuerda un poco a la ornitóloga de Los pájaros de Hitchcock, a Margareth Rutherford y a Mari Sant Pere, pero también a Mariló.

Se acerca Eurovisión, ¿Tenéis ganas de verlo este año? ¿Creéis que el representante de Bielorrusia debería poder actuar rodeado de lobos y semidesnudo?

José Luis: Cada vez me interesa menos. Las canciones parecen hechas por una corporación. No me gusta como las cantan; no es mi estilo de grito. Por no hablar del tema anti-gay Ruso de todos los años. No me parece humano.

Alicia: a mí lo único que me apetece es hablar contigo por teléfono mientras van saliendo. Si me dices que ya no te gusta y no lo vas a ver, me hago otro plan. Hoy puedes ver a gente en pelotas y lobos en cualquier reality sin necesidad de canciones.

Vuestros fans ya se han acostumbrado a vuestro ritmo de publicación, pero ¿os gustaría poder sacar discos, EPs o singles con más asiduidad? ¿Y vivir solo de la música?

José Luis: No me emocionan los discos que hace la gente que vive de la música.

¿Creéis que Chico y Chica sería muy distinto si vivieseis en un lugar como Madrid o Barcelona?

Alicia: Depende de los amigos de los que estemos rodeados. Madrid me resulta más veloz, mas ruidosa, hay más gente y más comida rebozada que en Bilbao. Pero es una ciudad divertidísima y liberadora. Sí, sería diferente, pero no me veo allí viviendo ahora mismo.

José Luis: yo me siento más cómodo en Barcelona. La mejores cosas profesionales, no sólo en la música, me han pasado allí. Es una ciudad que me sigue aportando mucha inspiración, pero me gusta vivir en Bilbao.

¿Hay algún proyecto de Chico y Chica que se os haya quedado por hacer, por falta de tiempo o de medios?

José Luis: tenemos muchas cosas planeadas que, igual, nunca terminaremos; músicas empezadas y letras a medio escribir. Así están bien.

Alicia: La falta de medios no es un freno. Los límites te abren posibilidades y caminos. Ahora estamos en un momento en el que sacamos tiempo de debajo de las piedras, pero lo dedicamos a otros proyectos que también nos gustan.

¿Creéis que Chico y Chica han creado escuela de alguna manera? ¿Reconocéis algo vuestro en grupos nuevos como Las Bistecs, por ejemplo?

José Luis: Me recuerdan más a Aerolineas Put o a las Biscuits Salés, todas ellas fascinantes y encantadoras. Compartimos el gusto por la rima sencilla y el brillo, pero eso también lo encuentras en Tavares.

Alicia: Yo no veo escuelas por ningún lado.

Kraftwerk actúan en Bilbao en octubre, en unos conciertos en los que cada día interpretan uno de sus clásicos. ¿Tenéis ganas de verlos? ¿Qué día y disco os interesa más?

Alicia: Si no he sacado la entrada a estas alturas es que no tengo demasiado interés en ir, que para lo que me interesa bien que me espabilo.

José Luis: El show que más me apetece es The Mix, pero ya lo he visto. Fue precioso, muy contemporáneo y aún estaba Florian. Ahora mismo me apetecería más ver un concierto de Karl Bartos, Pero igual en el último momento me acerco por ver a los nuevos.

¿Os veis como ellos, a su edad, actuando en directo? Si tuvieseis un presupuesto como el suyo, ¿qué os gustaría hacer en vuestros conciertos?

José Luis: No nos llevamos tantos años, pero no me veo interpretando discos sueltos, ni a un público mirándome con gafas 3D.

Alicia: Me veo más como Jane Birkin o Anna Karina y cantando lo que me venga bien en ese momento, sin disciplina alemana.

 

Puedes seguir Tentaciones en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.