Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Inky, el pulpo que escapó del acuario y volvió al mar

El cefalópodo aprovechó un descuido del zoo de Nueva Zelanda

El pulpo Inky.

Uno de los pulpos del Acuario Nacional de Nueva Zelanda aprovechó el descuido de sus cuidadores para acabar con su cautiverio. Inky, que así se llama el cefalópodo, se coló por una rendija de su pecera, que había quedado semiabierta tras unas labores de mantenimiento, informa BBC Mundo. El animal mide 30 centímetros de largo y, después de recorrer unos tres metros, se introdujo en una tubería de 15 centímetros de diámetro y 50 metros de largo. La suerte estuvo de parte de Inky, pues el cilindro desembocaba en el mar, donde el invertebrado regresó después de meses recluido.