Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una Manila de ‘cerveserías’ y ‘tuberos’

La capital de Filipinas acoge aún una pequeña y dispersa comunidad hispanohablante, sombra en extinción de la que animó la escena política y cultural del país hasta mediados del siglo XX. La desaparición de sus últimos hablantes nativos encuentra consuelo en un interés renovado por el idioma de nuevas generaciones que aspiran, aprendiéndolo, a mejorar sus condiciones de trabajo

  • Turistas en el Museo de José Rizal, héroe nacional de Filipinas. El poema que escribió poco antes de ser fusilado, "Mi último adiós", está grabado en la pared en su español original.
    1Turistas en el Museo de José Rizal, héroe nacional de Filipinas. El poema que escribió poco antes de ser fusilado, "Mi último adiós", está grabado en la pared en su español original.
  • Gran parte de las calles de Intramuros, el barrio hispanohablante por excelencia de Manila, mantiene sus nombres en español.
    2Gran parte de las calles de Intramuros, el barrio hispanohablante por excelencia de Manila, mantiene sus nombres en español.
  • Es habitual ver por todos lados adaptaciones de palabras españolas al tagalo, una de las lenguas oficiales de Filipinas.
    3Es habitual ver por todos lados adaptaciones de palabras españolas al tagalo, una de las lenguas oficiales de Filipinas.
  • Un 'jeepney', taxi colectivo muy popular en las ciudades de Filipinas. Los topónimos en español abundan a lo largo y ancho del país.
    4Un 'jeepney', taxi colectivo muy popular en las ciudades de Filipinas. Los topónimos en español abundan a lo largo y ancho del país.
  • Cruce de las calles Dos Castillas y P. Margall, en Manila. En los anuncios e papel figura un 'tubero', denominación local de los fontaneros.
    5Cruce de las calles Dos Castillas y P. Margall, en Manila. En los anuncios e papel figura un 'tubero', denominación local de los fontaneros.
  • Cementerio del Sur en Makati, el centro de los negocios de la megalópolis de Manila.
    6Cementerio del Sur en Makati, el centro de los negocios de la megalópolis de Manila.
  • Betty Umali, antigua profesora de español, que sufrió la pérdida de la oficialidad del idioma en 1986.
    7Betty Umali, antigua profesora de español, que sufrió la pérdida de la oficialidad del idioma en 1986.
  • Dos miembros de la exigua comunidad de hispanohablantes filipinos, Mara Pardo de Tavera y Ricky Avenceño, nieto de Manuel L. Quezón, presidente hispanohablante de la mancomunidad de Filipinas desde 1935 hasta 1944.
    8Dos miembros de la exigua comunidad de hispanohablantes filipinos, Mara Pardo de Tavera y Ricky Avenceño, nieto de Manuel L. Quezón, presidente hispanohablante de la mancomunidad de Filipinas desde 1935 hasta 1944.
  • Miembros de la Academia Filipina de la Lengua Española se reúnen de manera informal en un local anexo al Casino Español de Manila.
    9Miembros de la Academia Filipina de la Lengua Española se reúnen de manera informal en un local anexo al Casino Español de Manila.
  • En el Casino Español de Manila, Guillermo Gómez Rivera, escritor y decano de la Academia Filipina de la Lengua Española, muestra uno de sus libros escritos en castellano.
    10En el Casino Español de Manila, Guillermo Gómez Rivera, escritor y decano de la Academia Filipina de la Lengua Española, muestra uno de sus libros escritos en castellano.

Más información