Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Leer, asignatura pendiente

En un país donde la educación es uno de los principales campos de batalla de los partidos políticos y, aunque Estado aconfesional, debido a los acuerdos colaborativos en educación y económicos, también la Iglesia católica participa de la evidencia de que la verdadera asignatura pendiente de los españoles es la lectura. Ahí sí que estamos en la retaguardia. En la acción de formarnos adquirimos conocimientos de una determinada materia. También nos desarrollamos intelectual y afectivamente como consecuencia de tales enseñanzas, pero éstas nunca crecerán, ni tan siquiera se mantendrán, si no las regamos con la lectura. Leer nos transporta hacia atrás y hacia adelante. Nos hace preguntas y nos las contesta. Nos crea dudas y a la vez nos clarifica. Nos puede llevar a conocer y entender cualquier concepto relacionado con nuestra existencia. ¿Por qué algo tan importante como la lectura no se promociona debidamente? Enseñarnos a leer y escribir podría ser una asignatura por sí sola.— Antonio Zamora Matilla.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.