Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reconócelo: estas series de dibujos infantiles te flipan más a ti que a tu hijo

Vemos seis series con una niña de cinco años y resulta que nos gustan más a nosotros que a ella. Y no hablamos de 'Los Simpson' o 'South park'

Ladybug y Chat Noir tratando de lidiar con su tensión sexual no resuelta.
Ladybug y Chat Noir tratando de lidiar con su tensión sexual no resuelta.

Finn, un niño que siempre va con mochila, y Jake, su inseparable perro que habla, van a montar una juerga en una azotea. “¡Atención gente! ¡Triple voltereta y nachos por la jeta!”, grita eufórico Finn, desperdigando el picoteo por el suelo. “Mirad todos, tíos: ¡una nevera con cosas para el temita!”, anuncia Jake, destapando la priva. La peña aúlla entusiasmada; de fondo suena un órgano psicodélico. Luego, durante la fiesta, una especie de gnomo enorme y seboso se pone excesivamente cariñoso con Finn. Restriega su grimosa cara contra la del chico y le dice: “¿Nunca bajas el ritmo?”. A lo que Finn replica: “Eh, chaval, que corra un poco el aire, ¿no?”.

No es el guion de una nueva película al estilo de Desmadre a la americana ni una escenita de fiestuqui de una secuela de Gossip girl; es un fragmento de Hora de aventuras, una de las series de dibujos animados para niños que desde hace algún tiempo están cambiando la imagen de las series de dibujos animados para niños. Lenguaje macarra, desparrames, ligoteo, padres irresponsables, broncas… Situadas en tierra de nadie entre la tierna Peppa Pig y la cañera animación para adultos tipo American dad o Los Simpson —y un paso más allá de Bob Esponja—, estas series seguro que tienen su público preadolescente; pero si te atacan por sorpresa dales una oportunidad: el buen rato está garantizado.

Nosotros hemos visto estas seis series con una niña de 5 años y recogemos sus impresiones.

-Hora de aventuras

Nos gustaría saber qué consumía su creador cuando parió esta serie. Esto va de las peripecias de Finn (el humano) y Jake (el perro hablador), en un universo onírico que parece una parodia ácida de los cuentos de princesas. Se dice que el Melchor de la última cabalgata de Reyes Magos de Madrid estaba descaradamente inspirado en el Rey Hielo, el malo de esta serie; son clavaditos. Dos chicas antagonistas: la dulce Princesa Chicle y la vampiro emo Marceline, que además toca el bajo y de vez en cuando nos obsequia con temazos indies como Soy tu problema o Me acuerdo de ti (búscalos en YouTube y flipa). La sintonía, con ukelele, tiene un aire folk irresistible. El doblaje, fabuloso.

Descripción de 'Hora de aventuras' por una niña de 5 años: “Son un humano y un perro, y un malo que se llama Rey Hielo que quiere coger a las princesas”.
Se emite en Cartoon Network/Boing

- Clarence

Aquí no hay humanoides ni animaloides: sólo niños normales que van al cole. ¿Hemos dicho “normales”? Perdón: son absolutamente desagradables. El mofletudo Clarence, que habla como si tuviera la boca llena de palomitas, es ingenuo y se mueve por buenas intenciones que sus colegas se encargan de frustrar. Como en ese episodio en que Clarence y Ashley —una niña de su clase— se hacen novios y quedan para salir (se supone que tienen 10 años). “Nunca he tenido una novia, ¿me enseñarás cómo ser un machote?”, pregunta Clarence a Sumo. Uno de los trucos que le enseña es tirar la chaqueta a un charco para evitar que la chica se moje los pies. Por supuesto, la apestosa americana acompaña a Clarence durante la cita, que acaba de forma desastrosa.

Descripción de una niña de 5 años: “Es un niño guarro que tiene dos amigos: Jeff, que tiene la cabeza cuadrada y es listo, y Sumo, que es loco”.
Se emite en Cartoon Network/Boing

- Ladybug

Mientras algunos niños tomarán contacto por primera vez con el mundo superhéroes, algunos adultos no podrán evitar quedarse con la boca abierta al contemplar a esta belleza adolescente embutida en látex rojo y a su amigo Chat Noir, lo mismo pero en chico y de negro. Entre ellos hay, además, claros síntomas de TSNR (Tensión Sexual No Resuelta): Marinette (Ladybug sin disfraz) bebe los vientos por Adriene (Chat Noir); sin embargo cuando se transforman, pasa olímpicamente de él (y es él quien lo intenta con ella). La acción, en la que los malos no son realmente malos (sino otros chicos y chicas que momentáneamente se convierten en villanos por alguna frustración), tiene lugar en una glamurosa París entre desfiles de moda, castings de presentadoras de TV, sesiones de DJ, fiestas...

Descripción de 'Ladybug' por una niña de 5 años: “Son una chica y un chico que se llaman Ladybug y Chat Noir. Tienen unos poderes que salvan a los buenos de los malos”.

Se emite en Disney Channel.

- El asombroso mundo de Gumball

Versión hedionda de la típica familia americana de barrio residencial, pero con miembros que no son realmente humanos: Gumball es un niño-gato azul, y su hermana Anais es una niña-conejo rosa. El mejor amigo de Gumball, y compañero de fatigas, es Darwin, un niño-pez naranja. Te mondarás con el padre, Richard: un conejo rechoncho, inmaduro, cobarde redomado (aunque a veces se las da de gallito, con penosos resultados), que se pasa el día en casa viendo la televisión en amarillentos calzoncillos. Sus tramas son delirantes y cotidianas: en una, tras deshacerse de un reloj de bolsillo “supercutre” (“¿Se puede saber qué significan la X y la V?”) descubren que tiene mucho valor e intentan recuperarlo por medios no del todo ortodoxos; en otra, tratan de que les devuelvan el dinero por un videojuego defectuoso… Bromas aparte, su mezcla de animación digital e imagen real (sobre todo en escenarios exteriores) mola mucho.

Descripción de 'El asombroso mundo de Gumball' por una niña de 5 años: “Un niño azul. Es un conejo el papá”.
Se emite en Cartoon Network/Boing

- Las Tortugas Ninja

Ah, estas viejas conocidas… Llevan dando guerra en cómics, series y pelis desde 1984. En su más reciente encarnación, estas cuatro tortugas antropomórficas siguen haciendo de las suyas. Una cabecera a ritmo de hip hop (y en inglés) da paso a sus misiones, que consisten invariablemente en molerse a palos con bandas de matones y pandillas de delincuentes en callejones oscuros de la gran ciudad. Cada personaje se supone que tiene su “personalidad”, y entre ellas destaca la de Michelangelo (como recordarás, tienen nombres muy… renacentistas), patoso, chistoso y devorador de pizza. Su catálogo de mamporros hará las delicias de los fanáticos de las películas de Jackie Chan o Van Damme.

Descripción de 'Las Tortugas Ninja' por una niña de 5 años: “Son guerreros que pelean contra bandas de malos, pero Michelangelo es un torpe”.
Se emite en Nickelodeon.

- Historias corrientes

Mark Mothersbaugh, uno de los fundadores del grupo de Devo (reyes del pop electrónico), es el compositor de la sintonía de esta serie que tiene por protagonistas a un ave arrendajo (Mordecai) y un mapache (Rigby). Se supone que trabajan como empleados de mantenimiento en un parque, junto a un nutrido elenco de personajes a cuál más disparatado y deforme. Es allí donde transcurre principalmente la acción, aunque a veces salen del recinto para practicar “deportes” extremos (bolos extremos, pulsos extremos) o participar en combates de lucha libre ¡sobre barro! contra dos luchadoras fornidas que les darán lo suyo. En ocasiones suceden cosas sobrenaturales, aparecen fantasmas e incluso un personaje secundario que es la Muerte con aspecto de viejo rockero hecho fiambre, todo ambientado con música de Poison, Twisted Sister o Loverboy. Violencia, humor negro, rock ochentero… ¿qué más se puede pedir?

Descripción de 'Historias corrientes' por una niña de 5 años: “Son animales, y se meten en líos. Tienen un jefe con un cabezón redondo”.
Se emite en Cartoon Network/Boing

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.