080 Barcelona Fashion: nueva sangre, viejos conocidos

Las últimas jornadas de la cita barcelonesa difuminan las fronteras de los talentos emergentes para dar cabida a diferentes marcas comerciales

Donde dije Grindr digo Guilty: ironía pop en el desfile de Brain & Beast.
Donde dije Grindr digo Guilty: ironía pop en el desfile de Brain & Beast.Getty

Terminó el 080 Barcelona Fashion y dejó la habitual estela de premiados. Esta vez, Carlotaoms  repitiendo (merecidísimamente) como Premio Nacional al Diseño Emergente y Txell Miras dando la campanada (nunca mejor dicho) como Mejor Colección con una propuesta inspirada en las monjas y su entorno conventual.

Los premios están muy bien pero Brain & Beast, la firma de Ángel Vilda, borró de un plumazo todo lo anterior con un desfile que encapsulaba las constantes vitales de su imaginario: revisión del legado punk, travestismo y sarcasmo pop (la colección estaba llena alusiones a marcas comerciales, como la red social gay “Grindr”, por ejemplo, transformada en “Guilty” en una sudadera). Todo un espectáculo que provocó auténticas aglomeraciones, y también una afilada parodia de la industria de la moda.

El modelo Xavi Serrano en un momento del desfile de Edgar Carrascal.
El modelo Xavi Serrano en un momento del desfile de Edgar Carrascal.

La moda consiste en dar volantazos y, aunque el show de Brain & Beast fue, como siempre, una oda al exceso, 24 horas antes Custo había optado por todo lo contrario: la firma que se hizo famosa por encarnar el más es más en la aglomeración de tejidos y estampados está en busca de la sobriedad. Y va en la buena dirección, porque elementos que suelen ser sinónimo de desbarre fueron tratados con un loable sentido del minimalismo: los parches tribales aplicados sobre punto, el peluche animal print, las superposiciones, las transparencias... Todo, por raro que parezca, estaba bajo control.

El 080 Barcelona Fashion sigue buscando el equilibrio entre nuevos diseñadores y marcas de consumo masivo. Entre estas últimas, sobre la pasarela barcelonesa se pudo apreciar una amplia variedad de tendencias de diverso pelaje como el acento mod de Lyle & Scott, la elocuente tensión entre juventud y tradición en la piel y el punto de Torras o la peletería clásica con un punto edgy de VM by La Sibèria.

Pero el 080, sobre todo, brilla como trampolín para valores emergentes. Hubo momentos brillantes como “Pieces of Joy”, la colección con la que Edgar Carrascal, tras varias temporadas desfilando en la pasarela barcelonesa, ha dado un salto de gigante. La suya es una visión anticonformista de la sastrería y la camisería clásicas, con un discurso en torno a la deconstrucción y lo inesperado: los bajos de los pantalones suben hasta el gemelo y descubren los calcetines, la típica pajarita se ve acompañada por un corbatín, las superposiciones se suman a las asimetrías...

El punto justo entre ponible y grunge: Clement Chabernaud demuestra que la ropa de Custo ha evolucionado (triunfalmente) hacia la sobriedad.
El punto justo entre ponible y grunge: Clement Chabernaud demuestra que la ropa de Custo ha evolucionado (triunfalmente) hacia la sobriedad.

Xavi Grados es otro caso ejemplar. Tras destacar como semifinalista en los Premios ModaFAD 2014, Grados desfilaba por vez primera en la pasarela barcelonesa con “Hàlit”, una colección que habla del nudo en la garganta y de la necesidad de encontrar un respiro en la vida moderna. Lo hace a través de pañoletas maximalistas, collares de tela alrededor del cuello de sus camisas y bufandas circulares. Este era el nudo en la garganta contrapuesto a la necesidad de respirar, que en las siluetas de Grados aparecía como transparencias e incluso rotos en las prendas de punto. Buen concepto, mejor colección.

¿Y qué hay más allá de la emergencia? ModaFAD, la plataforma para los diseñadores más jóvenes, que cuenta con su propia tribuna en el 080 y donde Samuel Alarcón se presentó como el próximo talento a tener en cuenta. Un punto de partida sencillo (el tejido de punto) y una ambiciosa aspiración: borrar las fronteras entre el hombre y la mujer con líneas claras, volúmenes amplios y siluetas unisex. Bienvenidos al futuro.

 

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS