Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kate Moss al natural por Daria Werbowy

Las dos modelos han viajado al Caribe para protagonizar la línea de verano de Equipment

Kate Moss fotografiada por Daria Werbowy para la firma francesa Equipment.
Kate Moss fotografiada por Daria Werbowy para la firma francesa Equipment.

Dos amigas en una isla caribeña y una maleta llena de ropa; la combinación para el viaje perfecto. Esta es la idea de la firma francesa Equipment para ilustrar su campaña primavera-verano 2016. Como si fuera el álbum privado de su íntimo viaje, Kate Moss, de 41 años, y Daria Werbowy, de 32, se han dejado retratar sin adornos y con muy poca ropa para la línea estival de la maison

Una cámara fotográfica de 35 mm ha bastado para realizar la campaña. Ni estilista ni maquillador ni productor ni catering. Nadie sostenía un reflector o una máquina de aire. Así de sencilla fue la sesión para obtener el esperado resultado: capturar el lado más natural y espontáneo de ambas supermodelos. 

Una foto publicada por daria werbowy (@dotwillow) el

Incluso permitieron a Werbowy hacerse con el control del objetivo y tomar sus propias instantáneas, que forman parte del conjunto final. "Kate confiaba completamente en Daria. Creo que esta claro que la intimidad que transmiten las fotografías es el reflejo de lo bien que trabajaron juntas", explica su vicedirector creativo, Brett Ramey. 

Equipment, fundada en 1976 por Christian Restoin, festeja este año su 40 aniversario. Es poco usual que sea la marca quien asuma la responsabilidad creativa de la campaña publicitaria. Pero como dice Ramey, "cuando se trata de dos iconos de belleza parecidos, el éxito está asegurado". 

Kate Moss se dio a conocer como supermodelo en 1992 —aunque fue descubierta en 1988, con tan solo 14 años— cuando Calvin Klein la seleccionó para su línea de perfumes. Desde entonces, ha sido la musa de muchos otras firmas como Dolce&Gabanna, Gucci, Versace, Louis Vuitton o Chanel y Dior, entre otros. Durante los noventa se convirtió en la anti-modelo por no tener curvas, algo que primaba entre las tops aquella década. 

Su fama decreció durante unos años a causa de sus excesos. Perdió sus contratos publicitarios con H&M, Burberry, Rimmel y Chanel después de que fuera pillada en 2005 consumiendo cocaína en una sesión de grabación del grupo Babyshambles, por el periódico Daily Mirror. Pero los buenos amigos del mundo de la moda le ayudaron a resurgir —con clínica de rehabilitación de por medio—, como John Galliano a quien devolvió el favor años más tarde cuando lo despidieron de Dior por sus declaraciones racistas y ella decidió encargarle su vestido de novia. 

A pesar de no desfilar desde hace tiempo, la británica se encuentra en la lista de las 10 modelos mejor pagadas que elaboró Forbes a finales de 2015. Gana 4,5 millones de dólares según la publicación, lo que demuestra que a sus 41 años sigue en la brecha.