Miley Cyrus se pone pañales; M.I.A. lanza un visceral manifiesto político

Las dos cierran el año publicando sus vídeos, formas radicalmente distintas de afrontar la música pop

M.I.A., en una patera rodeada de inmigrantes, en el vídeo de su canción 'Borders'.
M.I.A., en una patera rodeada de inmigrantes, en el vídeo de su canción 'Borders'.

Dos representantes de la cultura musical pop contemporánea, pero radicalmente distintas formas de afrontarlo. Hace unas horas que ambas han dejado en la Red sus nuevos vídeos. Con un cariz frívolo, chicle y revoltoso está BB Talk, de Miley Cyrus (Nashville, 23 años). Y la poderosa proclama política corre a cargo de la impetuosa M.I.A. (Londres, 40 años) con su canción Borders.

Mientras Cyrus habla en su canción de emoticonos, M.I.A. explota contra la política de inmigración de Occidente : “No se ponen fronteras a Apple, ni a Youtube”

Con un chupete gigante, metida en una cuna, jugando con un pato en el baño, revolcándose por la habitación... y diciendo muchos "fuck". La verdad es que el vídeo de BB Talk es tremendamente divertido; eso, si no te resulta grimoso el personaje, porque hace el ganso a conciencia. En la canción, Cyrus crítica a un exnovio que se tomaba la relación con cierta querencia al infantilismo. Miley incluso habla en la letra de emoticonos: "Me encantaba cuando me enviabas el emoticono de la Reina; pero cuando me enviaste el del mono...". La canción está incluida en el disco Miley Cyrus & Her Dead Petz. 

En el otro extremo está Borders. Si los padres de M.I.A. no hubieran emigrado a Jaffna (Sri Lanka) desde Londres a los pocos meses de nacer ella –en 1975–, la cantante no podría hablar con tanto conocimiento sobre el drama que es vivir en un ambiente de guerra y no tener un hogar. Pasó su infancia en un clima reivindicativo puesto que su padre se convirtió en activista. Y vivió como refugiada en diferentes lugares de India hasta que regresó a Londres en 1986, con 11 años.

En Borders [Fronteras] M.I.A. ha querido abordar una problemática mundial: la inmigración. Una situación que en los últimos meses ha provocado la muerte de miles de personas y producido imágenes tan desoladoras como la del cuerpo de Aylan Kurdi, un niño de tres años que apareció en la orilla de una playa de Turquía tras el naufragio de una embarcación siria.

En el vídeo, M.I.A. se integra en las rutinas y escenarios de un inmigrante. De la valla al mar pasando por las pateras, el desierto o la playa; llamativas escenas contadas con grandes planos aéreos y una realización muy de documental.

En una entrevista concedida a la National Public Radio de Estados Unidos, la rapera londinense mostró su preocupación por la responsabilidad de los artistas a la hora de denunciar la situación de los inmigrantes y la problemática mundial que supone el cierre de fronteras a seres humanos que escapan de la guerra: “No se ponen fronteras a Apple, ni a Youtube; tampoco a la MTV”. Y continúa: “Como músico, creo que soy responsable de dar a conocer la situación de la gente. En última instancia, luchamos para colarnos en los hogares y en las pantallas de la gente de Occidente; aunque también queremos conseguir beneficio fuera de esa cultura. Queremos ganar dinero en Oriente, vendiendo 50 millones de discos de Taylor Swift en África”

Una cosa une a las dos cantantes: son profundamente provocadoras.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS