Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
9 fotos

Los árboles más peculiares de Europa

Un concurso europeo busca el árbol más peculiar del continente

  • El concurso del Árbol Europeo del Año se creó en el año 2011. En este concurso no es importante la belleza, el tamaño o la edad sino la historia del árbol, lo que simboliza y la conexión con las personas que viven en su entorno. Buscan árboles que se han convertido en una parte integrante de su comunidad. Este año hay siete árboles españoles que compiten para llegar a la final europea. El primero de ellos es el pino-roble de Canicosa de la Sierra, en Burgos. En realidad, son dos árboles en uno. En el hueco de un roble de 250 años, hace 130 germinó un pino. Desde entonces han coexistido convirtiéndose en un símbolo de convivencia en la diversidad o de amores imposibles. El espectáculo del resto del año, se multiplica cuando el otoño provoca el contraste entre las agujas verdes del pino y las hojas marrones del roble a punto de caer. Se puede votar por este o por alguno de los candidatos que presentamos a continuación en la página de Facebook de Bosques sin Fronteras, la entidad que organiza el concurso en España. https:www.facebook.combosquessinfronteras
    1El concurso del Árbol Europeo del Año se creó en el año 2011. En este concurso no es importante la belleza, el tamaño o la edad sino la historia del árbol, lo que simboliza y la conexión con las personas que viven en su entorno. Buscan árboles que se han convertido en una parte integrante de su comunidad. Este año hay siete árboles españoles que compiten para llegar a la final europea. El primero de ellos es el pino-roble de Canicosa de la Sierra, en Burgos. En realidad, son dos árboles en uno. En el hueco de un roble de 250 años, hace 130 germinó un pino. Desde entonces han coexistido convirtiéndose en un símbolo de convivencia en la diversidad o de amores imposibles. El espectáculo del resto del año, se multiplica cuando el otoño provoca el contraste entre las agujas verdes del pino y las hojas marrones del roble a punto de caer. Se puede votar por este o por alguno de los candidatos que presentamos a continuación en la página de Facebook de Bosques sin Fronteras, la entidad que organiza el concurso en España. https://www.facebook.com/bosquessinfronteras
  • El tejo de Bermiego, en Asturias lleva en pie desde antes de las Cruzadas. Se calcula que tiene alrededor de 1000 años y es todo un símbolo en el pueblo y en el Concejo de Quirós al que pertenece. Cuentan los vecinos de Bermiego que en la época de la emigración, los vecinos que habían salido fuera del pueblo a buscarse la vida preguntaban en sus cartas por la familia en primer lugar y luego por el Teixo.
    2El tejo de Bermiego, en Asturias lleva en pie desde antes de las Cruzadas. Se calcula que tiene alrededor de 1000 años y es todo un símbolo en el pueblo y en el Concejo de Quirós al que pertenece. Cuentan los vecinos de Bermiego que en la época de la emigración, los vecinos que habían salido fuera del pueblo a buscarse la vida preguntaban en sus cartas por la familia en primer lugar y luego por el Teixo.
  • La Gran Carrasca de El Pedregal, en Guadalajara, se sitúa al pie de un camino rural que transcurre entre ese pueblo y Blancas, en Teruel. Es la más antigua del termino y ha sido querida y respetada por muchas generaciones. Tanto, que nunca fue incluida entre los árboles dados a los vecinos para que hiciesen leña.
    3La Gran Carrasca de El Pedregal, en Guadalajara, se sitúa al pie de un camino rural que transcurre entre ese pueblo y Blancas, en Teruel. Es la más antigua del termino y ha sido querida y respetada por muchas generaciones. Tanto, que nunca fue incluida entre los árboles dados a los vecinos para que hiciesen leña.
  • La olma de Guadarrama, en la Comunidad de Madrid nació alrededor de 1882. Plantada en la Plaza Mayor del pueblo lleva desde entonces acompañando el quehacer diario de sus habitantes y ha sobrevivido a todo tipo de visicitudes. La más grave de ellas ha sido la epidemia de grafiosis, una enfermedad producida por un hongo que ha acabado con la mayoría de los olmos de Europa y Norteamérica. Ha sido incluido en un proyecto de clonación de árboles singulares llevado a cabo por el IMIDRA (Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural) para conservar el material genético de esta especie
    4La olma de Guadarrama, en la Comunidad de Madrid nació alrededor de 1882. Plantada en la Plaza Mayor del pueblo lleva desde entonces acompañando el quehacer diario de sus habitantes y ha sobrevivido a todo tipo de visicitudes. La más grave de ellas ha sido la epidemia de grafiosis, una enfermedad producida por un hongo que ha acabado con la mayoría de los olmos de Europa y Norteamérica. Ha sido incluido en un proyecto de clonación de árboles singulares llevado a cabo por el IMIDRA (Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural) para conservar el material genético de esta especie
  • La metasequoia de Lourizán, en Pontevedra, es una especie forestal que se puede considerar un fósil viviente. Después de identificar la especie 'Metasequoia glyptostroboides' en material fósil en 1941, se encontró un ejemplar vivo en 1943 en China, durante la Segunda Guerra Mundial. Después, Hsen-Hen Hu, fundador de la taxonomía botánica en China, identificó el material vivo y aseguró que se trataba de la misma especie encontrada en forma fósil. A partir de aquel ejemplar, se recogieron semillas que se distribuyeron entre las principales instituciones botánicas europeas y americanas. El ejemplar que se encuentra en el Arboreto de Lourizán procede de aquellas primeras recolecciones y fue plantado en 1951. Tiene una altura de 35 metros.
    5La metasequoia de Lourizán, en Pontevedra, es una especie forestal que se puede considerar un fósil viviente. Después de identificar la especie 'Metasequoia glyptostroboides' en material fósil en 1941, se encontró un ejemplar vivo en 1943 en China, durante la Segunda Guerra Mundial. Después, Hsen-Hen Hu, fundador de la taxonomía botánica en China, identificó el material vivo y aseguró que se trataba de la misma especie encontrada en forma fósil. A partir de aquel ejemplar, se recogieron semillas que se distribuyeron entre las principales instituciones botánicas europeas y americanas. El ejemplar que se encuentra en el Arboreto de Lourizán procede de aquellas primeras recolecciones y fue plantado en 1951. Tiene una altura de 35 metros.
  • El abuelo de la Dehesa Vieja es probablemente el fresno más viejo de la antigua dehesa boyal de Moralzarzal, en la Comunidad de Madrid. Tiene entre 120 y 130 años y es un bien común, tanto para los animales como para las personas. En las oquedades de su tronco y su copa se cobijan insectos, aves o pequeños mamíferos, y los habitantes de la villa lo han aprovechado para uso ganadero, forestal o agrícola. Los fresnos de la Dehesa Vieja se han utilizado para hacer carbón vegetal y el propio abuelo se poda y se reparte su hoja para el ganado y la leña entre los vecinos. Bajo su copa, pastan los animales.
    6El abuelo de la Dehesa Vieja es probablemente el fresno más viejo de la antigua dehesa boyal de Moralzarzal, en la Comunidad de Madrid. Tiene entre 120 y 130 años y es un bien común, tanto para los animales como para las personas. En las oquedades de su tronco y su copa se cobijan insectos, aves o pequeños mamíferos, y los habitantes de la villa lo han aprovechado para uso ganadero, forestal o agrícola. Los fresnos de la Dehesa Vieja se han utilizado para hacer carbón vegetal y el propio abuelo se poda y se reparte su hoja para el ganado y la leña entre los vecinos. Bajo su copa, pastan los animales.
  • Los seis olmos del Parque de los Príncipes en Sax, Alicante, se encuentran entre los escasos ejemplares europeos antiguos que han sobrevivido a la plaga de la grafiosis. Tienen más de 250 años y son los únicos supervivientes de los más de 400 olmos plantados a mediados del siglo XVIII en la localidad de Sax y su entorno. Todos los ejemplares superan los 15 metros de altura.
    7Los seis olmos del Parque de los Príncipes en Sax, Alicante, se encuentran entre los escasos ejemplares europeos antiguos que han sobrevivido a la plaga de la grafiosis. Tienen más de 250 años y son los únicos supervivientes de los más de 400 olmos plantados a mediados del siglo XVIII en la localidad de Sax y su entorno. Todos los ejemplares superan los 15 metros de altura.
  • El árbol singular ganador de la edición del concurso europeo en 2014, el que aparece en la portada de esta álbum, fue este roble plantado en el centro de un campo de fútbol en Estonia. Nadie se ha planteado talarlo porque dificulte la práctica del deporte y es posible que tenga un efecto disuasorio frente al abuso del juego aéreo.
    8El árbol singular ganador de la edición del concurso europeo en 2014, el que aparece en la portada de esta álbum, fue este roble plantado en el centro de un campo de fútbol en Estonia. Nadie se ha planteado talarlo porque dificulte la práctica del deporte y es posible que tenga un efecto disuasorio frente al abuso del juego aéreo.