Editorial
Es responsabilidad del director, y expresa la opinión del diario sobre asuntos de actualidad nacional o internacional

Duopolio televisivo

La concesión de nuevas licencias afianzará la posición de dominio en el mercado de dos empresas. Las autoridades de la competencia, deberían actuar de inmediato

A las puertas de las elecciones generales y, por tanto, bajo la sombra de la ventaja política que esta medida puede suponer, el Consejo de Ministros se dispone a resolver el concurso público convocado para la adjudicación de canales de televisión digital terrestre (TDT). Con la legislatura acabada, el Gobierno de Mariano Rajoy adopta una decisión de gran envergadura para el sector audiovisual, encorsetado alrededor de dos grandes grupos privados: Mediaset y Atresmedia, que explotan 11 cadenas de cobertura estatal, además de participar en la gestión de emisoras locales.

Editoriales anteriores

La concesión de nuevas licencias a estas dos empresas, tal y como ha avanzado el Ministerio de Industria, afianzará su posición de dominio en el mercado y potenciará el duopolio en la TDT. Mediaset y Atresmedia suman el 58% de la audiencia y acaparan casi el 90% de la publicidad televisiva. Ampliar su oferta con sendas frecuencias en alta definición no parece la mejor manera de fomentar la competencia y el pluralismo, objetivos enunciados en el pliego de bases del concurso. Si el Gobierno les concede licencias adicionales, el resultado sería justamente el contrario. Otorgar, además, un canal al Real Madrid tampoco contribuirá a satisfacer la “expresión libre y pluralista de ideas y corrientes de opinión” ni los compromisos con la “imparcialidad informativa”, como proclamaba Industria.

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Concentrar el espectro audiovisual en manos de dos grupos afectaría muy negativamente a la competencia y vulneraría la Ley Audiovisual, varias directivas comunitarias en materia de telecomunicaciones e incluso el Tratado de Funcionamiento de la UE, tal como ha expuesto el grupo PRISA (editor de EL PAÍS y uno de los licitadores) en su escrito de alegaciones.

Las autoridades de la competencia, encargadas de regular los mercados para evitar abusos de posición dominante, deberían actuar de inmediato para impedir este atropello.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS