Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madres orgullosas que sacan pecho

El Banco Interamericano de Desarrollo anima a compartir fotos en Twitter con el hashtag #yosacopecho de mujeres amamantando a sus bebés para promover la lactancia materna

Romper tabúes. Ese es el propósito de la campaña del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) con motivo de la semana mundial de la lactancia materna del 1 al 7 de agosto en la que invita a que "madres orgullosas" de la lactancia compartan en Twitter fotografías de sí mismas amamantando a sus bebés con el hashtag #yosacopecho.

Según informa el organismo, quiere que cada vez más madres conozcan los beneficios de la lactancia exclusiva con leche materna, pues el índice de este tipo de alimentación en América Latina es "muy bajo". Los datos de Unicef revelan que en esta región apenas un 37% de mamás la practican ininterrumpidamente durante los seis primeros meses de vida de sus retoños, mientras que en el resto del mundo el porcentaje es ligeramente superior, un 40%. En España, la tasa de lactancia es del 68% en las seis primeras semanas de vida, una cifra que se desploma hasta el 24% en el primer medio año.

Este índice varía mucho en función de los países y de variables como la cultura o la incorporación de la mujer a la vida laboral, tal como recogía el artículo Doce avances que frenan la muerte. En Estados Unidos, el porcentaje de bebés que se alimentan exclusivamente de leche materna en los primeros seis meses es del 13%. En Ecuador se eleva hasta el 40%. En India es del 46%, en Alemania, del 22% y en Mozambique, del 36%. Todas las cifras provienen de la base de datos de la OMS sobre la nutrición infantil que recoge las estadísticas nacionales de cada país.

Los datos de América Latina son motivo de preocupación para el BID, puesto que dar pecho es una de las maneras más eficaces de combatir la mortalidad infantil, tal como indica la Organización Mundial de la Salud. "Si se empezase a amamantar a cada niño en la primera hora tras su nacimiento, dándole solo leche materna durante los primeros seis meses de vida y siguiendo hasta los dos años, cada año se salvarían unas 800 000 vidas infantiles", asegura la OMS.

En América Latina se ha registrado el mayor descenso de la mortalidad infantil, pasando de 54 a 19 los niños menores de cinco años fallecidos por cada 1.000 nacidos vivos, entre 1990 y 2012, según estadísticas de la ONU. Con todo, el BID considera que todavía se podrían evitar más muertes si más mujeres sacan pecho. "La leche materna provee toda la nutrición necesaria para el bebé y evita neumonías y diarreas, una de las principales causas de muerte en menores de dos años", destaca el banco de desarrollo en un comunicado.

Numerosos estudios científicos revelan los beneficios de una alimentación exclusiva de leche materna durante el primer año: reduce en el niño un 14% la probabilidad de tener un colesterol elevado y un 22% la de sufrir obesidad o sobrepeso. Favorece además una mejor presión sanguínea y un correcto desarrollo neurológico. En el caso de la madre, esta práctica disminuye el riesgo de sufrir cáncer de ovarios y mama y diabetes.

La falta de una política de lactancia en la mayoría de los países y la desinformación son obstáculos para cumplir la recomendación de la OMS. Uno de los motivos por los que muchas madres no amamantan a sus hijos es —opinan en el BID— que existe un tabú generalizado en torno a esta práctica. Sobre todo si se hace públicamente. Por ello es por lo que han puesto en marcha esta iniciativa en un lugar tan visible como las redes sociales para que las mujeres dejen de sentir vergüenza o reparo. Así, las interesadas en participar en esta iniciativa solo tienen que subir a Twitter una imagen suya dando el pecho a su bebé e indicando su país, así como el hashtag #YoSacoPecho y nombrar a @BIDgente. "La foto aparecerá entre las orgullosas madres que se animan a romper tabús en la web del BID", anuncia el organismo.

Pero hacer ruido en Internet no es la única iniciativa que promueve el BID para promover la lactancia materna. Desde hace varios años, señala, apuesta por la instalación de salas de lactancia en el entorno laboral de las mujeres. "Está comprobado que aparte de los beneficios nombrados anteriormente, en el mediano plazo, la lactancia materna contribuye a una fuerza laboral más productiva, ya que las madres de niños que fueron amamantados tienden a ausentarse del trabajo menos días para cuidar de niños enfermos", indican.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >