Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Explotar contradicciones

Pablo Iglesias ha celebrado que Syriza haya logrado convertirse en “un inmenso factor de inestabilidad para la eurozona”

Celebrando el resultado de las elecciones europeas de mayo del año pasado, Pablo Iglesias anunció el comienzo de la liberación de los pueblos del sur de Europa del yugo colonial alemán. Un año más tarde, preguntado en una entrevista en la revista de cabecera de la izquierda radical, New Left Review (núm. 93, mayo-junio 2015) por su análisis sobre la situación griega, el líder de Podemos, que acaba de cambiar su perfil en Twitter para incluir una fotografía abrazado a Alexis Tsipras, muestra su satisfacción por el hecho de que Syriza haya logrado convertirse en “un inmenso factor de inestabilidad para la eurozona”. Si Grecia, que representa sólo el 3-4% del PIB de la eurozona, ha logrado generar contradicciones tan importantes en “el bloque hegemónico de la eurozona”, España, que representa el 13%, estaría en condiciones mucho mejores de desafiar el modelo económico dominante en la eurozona, aclara el líder de Podemos,

¿Cómo manejaría Podemos la relación con la eurozona? Una vez en el poder, dice Iglesias, incrementaríamos el gasto público de manera significativa, tanto en inversiones como en políticas sociales, y elevaríamos los salarios para, a continuación, plantear al Eurogrupo la restructuración de la deuda. Somos conscientes, confiesa Iglesias, de las enormes resistencias que esta política encontraría entre “los aparatos del Estado” y en Europa, pero al hacer visible la existencia de una alternativa expondríamos las debilidades de los socialdemócratas (léase el PSOE) generándoles también a ellos, contradicciones insuperables.

No necesitamos la experiencia griega de estos últimos meses para saber qué pasaría en España si un gobierno liderado por Pablo Iglesias rompiera unilateralmente su compromisos con la eurozona, disparara el déficit y planteara una restructuración de la deuda. Pero sí que sorprende que Pablo Iglesias se queje en la misma entrevista de se asuste a los votantes españoles diciéndoles “¿quieres votar a Podemos? Pues mira lo que está pasando en Grecia”. O Iglesias piensa que Podemos triunfará donde Tsipras está fracasando o, por el contrario, que Tsipras está triunfando. Decidan ustedes entre las dos opciones, yo me confieso incapaz. @jitorreblanca

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.